economia

El Plan de Recuperación podría tener menor impacto de lo esperado

La AIReF estima que el impulso de la inversión pública puede retrasarse a 2022 y da por hecho la prórroga de los ERTE hasta final de año

16 DE julio DE 2021. 08:34H Mario Talavera

0a50c3c1f4297465fce0ee6f3f10a4d6.jpg

El segundo trimestre ha dado una de cal y el tercero parece dispuesto a dar una de arena. La AIReF estima que a partir de marzo se vivió una "reactivación intensa de la economía" que tuvo que ver con la eliminación de las restricciones y los avances en la vacunación. No obstante, una nueva ola de contagios amenaza con aguar el entusiasmo en este inicio de la segunda mitad del año.

Desde el organismo observan que la mejora de las perspectivas, en lo que coinciden gran parte de las proyecciones económicas, viene acompañada del incremento del precio de las materias primas y de la inflación. Por tanto, aunque la evolución económica vuelve a tener cierta independencia, aún continúa pendiente de los efectos de la situación sanitaria.

No obstante, ese no fue el centro del debate de la presentación que realizó la AIReF este jueves. En un nuevo análisis del desempeño fiscal de las administraciones públicas, el organismo que encabeza Cristina Herrero volvió a llamar la atención "sobre la posición vulnerable en la que nos encontramos a causa de la situación de la deuda".

En ese sentido, Herrero concluyó que "tenemos claro que la posición al término de esta crisis será más vulnerable que antes de que se produjera". Esta reflexión obvia precedió a la petición al Gobierno de que realice una planificación fiscal, dicho de otro modo, pidió que se estudie qué impacto va a tener la evolución económica de los próximos años en el ámbito fiscal.

Es más, Herrero insiste en que habrá que dirigir esfuerzos a reducir la deuda y el déficit. "Los tipos de interés nos dan margen pero no podemos perder de vista esta posición de vulnerabilidad asociada al alto nivel de deuda", recalca la presidenta de AIReF, quien reclama que "es necesario establecer una estrategia fiscal a medio plazo".

Con todo, el déficit se reducirá este año en 3 puntos, al reducirse al 7,9% del PIB desde el 11% que alcanzó el año pasado. La previsión actual de la AIReF es inferior a la que realizó el Gobierno hace apenas dos meses (8,4%), y está apoyada en tres factores:

-Este 2021 no habrá que imputar gastos públicos como Castor y Sareb (0,9 puntos).

-Las medidas puestas en marchas para reducir el efecto de la pandemia tienen un importe inferior. La reducción de este gasto discrecional restará 1,4 puntos del déficit.

-El efecto del crecimiento económico hará que el PIB sea mayor que en 2020, de modo que eso influirá en el denominador. Por otro lado, la recuperación económica incrementará los ingresos con respecto a los del año pasado.

Por otro lado, la organización trató de emitir otros mensajes referentes a la actualidad económica. En particular, destacó el análisis del Subdirector general de Previsiones Macroeconómicas, Leandro Navarro, acerca del efecto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, además de la evolución del turismo en pleno aumento de los contagios.

En primer lugar, Navarro dejó caer que existen riesgos de que el impacto del Plan de Recuperación sea menor del esperado. En mayo, el impulso esperado se encontraba en torno a 1,5 puntos porcentuales, si bien en este momento la AIReF se decanta por que dicho impacto sea de 1 punto porcentual. No obstante, Navarro subraya que aún no existen datos suficientes para corroborar dicha impresión, por lo que será en septiembre cuando pueda comprobarse.

En cuanto a la evolución del turismo, de vital importancia para la economía española, ha habido cierta sorpresa en el inicio del trimestre, dicen fuentes de la AIReF. En esa línea, se produjeron flujos superiores a lo estimado durante las últimas semanas del segundo trimestre y las primeras del segundo. No obstante, la mala evolución de la pandemia puede restar empuje a esa recuperación, por lo que los datos acabarán siendo similares a los que preveía AIReF.

Por último, aunque el diálogo social está teniendo encontronazos a causa de las negociaciones en materia laboral, desde la AIReF dan por hecho que se producirá una nueva prórroga de los ERTE hasta final de año. En cuanto al salario mínimo, fuentes de la organización asumen que la convergencia hacia el salario mediano (el salario mínimo debe suponer el 60% del salario medio) es el objetivo a medio plazo, más allá del ritmo que se adopte para elevar la cuantía.

Exceltur avisa del freno en las reservas por los rebrotes

La patronal pide una nueva propuesta al Gobierno para seguir negociando la reforma laboral

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"