economia

El primer proyecto tras la moratoria turística de Barcelona verá la luz este año

La marca Leonardo Hotels ultima su nuevo hotel en la Ciudad Condal, para el que ha destinado 45 millones de euros

23 DE abril DE 2021. 08:29H Carmen Muñoz

fcf4521ab2401dac47fb146dd6294bab.jpg

Una de las primeras medidas que tomó el Gobierno municipal de Barcelona, encabezado por Ada Colau, al poco de llegar al poder en 2015 fue el decreto de la moratoria turística. En 2017, esta iniciativa fue reforzada con el lanzamiento del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), que regula la gestión de los establecimientos dedicados al sector en aquellas zonas donde la actividad turística tiene un “impacto más importante”. La normativa divide la ciudad en cuatro zonas y prohíbe la construcción de hoteles en las más céntricas, mientras que en las otras deben pasar un riguroso proceso de supervisión. Sin embargo, estas trabas no han frenado el interés de algunos inversores por la Ciudad Condal, como es el caso del grupo israelí Fattal, que fue el primero en obtener una licencia tras la entrada en vigor de la ley. 

A través de Royal, segmento enfocado en turismo MICE, Leonardo Hotels inaugurará su noveno hotel en España y el cuarto dentro de la capital catalana, previsiblemente antes de la celebración del Mobile World Congress, que tendrá lugar del 28 de junio al 1 de julio. “Seguimos detenidamente su evolución, ya que si la participación se reduce al mínimo, tendremos que repensar la estrategia”, comenta a DIRIGENTES el director general de Fattal en España y Portugal, Shay Raz. La pandemia retrasó los planes del grupo, que se vieron obligados a posponer la apertura de puertas al público. Tras 19 meses en obras, su intención es dar el pistolezado de salida este año como tarde.

Leonardo Royal Hotel Barcelona Fira cuenta con una superficie de 10.000 metros cuadrados, que le “permiten jugar con los espacios”. Dispondrá de 204 habitaciones distribuidas en un edificio acristalado de once plantas. Los primeros pisos estarán ocupados por un jardín urbano de más de 600 metros cuadrados, que compartirán espacio con siete salones para eventos y reuniones, panelables en función de la demanda. 

Leonardo Royal Hotel Barcelona Fira

Con una inversión que ronda los 45 millones de euros, la construcción del edificio se ha llevado a cabo teniendo en cuenta parámetros medioambientales entre los que destacan el empleo de materiales sostenibles o la habilitación de plazas para vehículos eléctricos. Asimismo, también se ha diseñado un sistema de recuperación de aguas grises y se han instalado paneles solares fotovoltaicos. 

El inmueble se ubica en una posición estratégica, próximo a la Fira de Barcelona y junto al nuevo desarrollo portuario. “La ciudad tiene por delante el reto turístico, pero creo que va a remontar”, subraya Raz, quien se muestra convencido del potencial con el que cuenta en ámbitos como el turismo de negocios. A su juicio, considera que en la segunda parte del año se comenzarán a ver indicios de recuperación del sector, muy afectado por la pandemia. 

Este proyecto contribuye a la renovación de la planta hotelera de Barcelona tras años de estancamiento, con un mercado tensionado y el precio de los inmuebles hinchados. “Aunque por ahora no hay muchas operaciones a la vista, creo que hay margen a la baja”, precisa Ray.

La compañía hotelera está presente en 19 países en sus diferentes modalidades. Aterrizaron en España en 2015 y desde entonces se han implantado en Bilbao, Granada, Madrid y Barcelona. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"