jueves, 18 julio 2019
ZONA PREMIUM
Economía

El salto a la logística 4.0

Algunos propósitos de la logística 4.0 son maximizar la eficiencia y la rapidez de los procesos y reducir de esta forma las pérdidas en el desarrollo de la actividad logística

10 de mayo de 2019. 13:03h Alexandra Gheorghiu
  • Image

Entendida por la RAE como “el conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa, o de un servicio, especialmente de distribución”, esta logística tradicional da el salto hacia la logística 4.0 ante el advenimiento de la Industria 4.0 que vino de la mano del nacimiento de la cuarta revolución industrial.

¿A QUÉ RETOS SE ENFRENTA LA LOGÍSTICA 4.0?

Los desarrollos tecnológicos han posibilitado la hiperconectividad de los sistemas creando nuevas oportunidades y permitiendo aprovechar con mayor eficiencia los recursos en la Industria 4.0. Este proceso de digitalización de los diferentes sectores industriales también beneficia e influye a su vez a la logística 4.0, la cual se desarrolla de manera paralela.

Por logística 4.0 se entiende la logística más moderna cuyo propósito es maximizar la eficiencia y la rapidez de los procesos y reducir así las pérdidas en el desarrollo de la actividad logística mediante la digitalización, la robotización y la interconexión entre las máquinas, mercancías, almacenes, vehículos, fábricas, entre otros. Bien es cierto que ya está funcionando en muchos puntos de la cadena de almacenaje y distribución actualmente beneficiando a este sector en un mercado tan cambiante y ante unos consumidores cada vez más exigentes. Sin embargo, también plantea diversos desafíos a solventar de cara a los próximos años.

Según la compañía dedicada al mercado de sistemas de almacenaje, Mecalux, uno de los principales retos es disminuir el tiempo de respuesta de entrega de los pedidos realizados para adaptarse a las necesidades de los consumidores. En este sentido, el sector logístico debe exprimir todo el potencial de las tecnologías disponibles e integrarlo en lo que llaman “logística inteligente”.

Otro de los puntos sobre los que inciden es en la logística omnicanal. En un contexto de irrupción del comercio electrónico, las empresas deben cuidar este aspecto para ofrecer a los consumidores una experiencia de compra integrada cuidando la cadena de suministro, el almacén. Adelantarse a las necesidades del cliente es un aspecto que gana cada vez más relevancia. En este sentido, la utilización del Big Data en el ámbito de la logística tiene un importante papel al ayudar a predecir las necesidades de los usuarios con lo que se puede tener una previsión de las ventas y abastecimiento de productos.

En definitiva, con la aplicación de la logística 4.0 se pretende mejorar todas las parcelas que forman el entramado logístico para que cada uno de los productos sean los adecuados y lleguen al cliente final en el momento idóneo.