economia

La cultura y el deporte insisten en que se les valore como industria generadora de riqueza

El sector de la cultura y el deporte reiteran el papel que tienen en la recuperación económica del país en la Cumbre de la CEOE. Sígala en director en DIRIGENTES.

19 DE junio DE 2020. 12:00H Alexandra Gheorghiu

691cdf4b4221c1cd7ab08ccbd6ea5be5.PNG

"La cultura y el deporte desempeñan un papel extraordinario en el futuro del país", así de rotundo se muestra el presidente de Egeda, Enrique Cerezo, quien se refiere a estos dos ámbitos como sus dos pasiones. En este sentido, recalca en esta quinta jornada de la Cumbre 'Empresas españolas liderando el futuro', organizada por la CEOE, que "es necesario que en España se valore realmente la cultura y el deporte como una gran industria generadora de riqueza". Es por ello que insiste en que se protejan los derechos de propiedad intelectual y haya tolerancia cero con la piratería, que se mejore la financiación y los incentivos fiscales y se apueste por la formación de los jóvenes. 


Esta última jornada de la semana ha servido para poner en valor la cultura y el deporte, recordando, además, que han sido dos vías que han aliviado el confinamiento de los ciudadanos españoles. El propio presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ha subrayado la importancia de estos ámbitos desde el punto de vista de su impacto económico. Y, es por ello, que se precisan medidas "singulares" que acompañen su reactivación.

En línea con lo pronunciado por Garamendi, Enrique Cerezo insiste en recordar que las industrias de la cultura y el deporte representan casi el 5,4% del PIB nacional y generan más de 900.000 empleos. Una trascendencia que no acaba aquí, puesto que ambos están conectados con otros sectores, como puede ser el turismo. Por un lado, el turismo cultural y, por otro, el turismo deportivo. Cada uno de ellos genera 21.000 millones de euros anuales y 2.500 millones, respectivamente. 

Pero en su intervención, el presidente de Egeda, ha mostrado su preocupación por la piratería, una actividad que se ha incrementado durante la pandemia en un 30%. "Sigue existiendo un gran desprecio por parte de determinados individuos y organizaciones que siguen vulnerando sistemáticamente los derechos legítimos de los titulares tanto de las películas como de los eventos deportivos", explica Cerezo. En este sentido, recuerda que el Estado deja de ingresar 700 millones de euros a causa de este problema y reitera la petición del sector de "crear una fiscalía especializada en la defensa de la propiedad intelectual". A esto añade la necesidad de fomentar la financiación privada para impulsar el crecimiento de la industria, sobre todo, en estos momentos en que la "financiación pública está destinada a la reconstrucción de toda la estructura productiva española". 

Por su parte, el presidente de La Liga, Javier Tebas, se une al argumento de Cerezo y, en materia de financiación, aplaude la liquidez tan necesaria que ha llegado a través de los préstamos ICO, pero recalca que este tipo de medidas tienen que ir acompañadas de otras que les brinden capacidad de devolverlos. Pero asegura que esto no será posible introduciendo impuestos. "No se deben crear ni subir impuestos nuevos porque no van a fomentar la ayuda a recuperar y reconstruir nuestro país, sino que lo va a retrasar", recalca Tebas. Algo que ha relacionado con la seguridad jurídica: "En el ámbito del fútbol, somos el país peor tratado fiscalmente, lo que está provocando una huida de nuestro talento". En este contexto apela al diálogo social, pero para llegar a pactar, no solo para consultar: "Si alguien sabe qué medidas hay que tomar para generar empleo y riqueza son los empresarios". 

Las medidas para apoyar los diferentes sectores no son suficientes en todos los casos. Es una idea que refleja el presidente de Iniciativas teatrales, Enrique Cornejo, que incide en que el Estado considere a la cultura como sector estratégico porque se trata de un servicio público "indispensable para una sociedad equilibrada y plenamente desarrollada" y pone de ejemplo los países más avanzados de Europa que entienden así el papel de este sector contribuyendo con medidas para reconstruirlo. "Desgraciadamente, tenemos dudas de que en España se siga ese mismo camino y en la intensidad necesaria para ello" y considera que las que se han presentado en su sector no han sido "suficientemente específicas" y no "van a dar respuesta adecuada a los daños que ha provocado esta crisis en las artes escénicas".  

Además del papel de la cultura, se ha reflejado el rol que cumple el deporte en la sociedad. Se trata de un instrumento de creación de riqueza y empleo, pero lo que es más importante, según el presidente de FNEID, Adolfo Ruiz, "para crear una sociedad sana y feliz". Argumenta que el deporte se ha convertido en una palanca para la sostenibilidad del sistema sanitario, ayudando a reducir hasta 5.000 millones de gasto en salud al año gracias al incremento de la actividad física. Insiste en que hay que tener compromiso con la salud y legislar para que las personas puedan tener acceso al deporte y que el precio no sea un limitador. 

En este sentido, una destacada figura del deporte es el piloto español de rally y director de Karting, Carlos Sainz, quien también ha participado en esta jornada aplicando los valores de esta práctica en el sector empresarial. Retomando el papel de los empresarios plasmado en estos días, desde sus dos facetas profesionales, recuerda la necesidad de tener en cuenta dos puntos importantes: uno de ellos es la necesidad de un liderazgo fuerte, que muestre una "gran valentía y que marque una confianza extrema a los trabajadores" y, el otro, el trabajo en equipo, ambos "fundamentales" para la recuperación de España. 

“El mercado está caro, descuenta expectativas de una recuperación demasiado optimista”