martes, 17 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

El sector espacial español pone el foco en Polonia

Nuestro país busca promover el potencial y experiencia de las empresas españolas del sector espacio, además de incrementar su presencia en el mercado polaco

24 de enero de 2019. 11:02h Manuel Gutiérrez
  • Image

Desde la inclusión en 2012 de polonia en la Agencia Espacial Europea, el crecimiento del sector vinculado al espacio ha ido en aumento, pasando de 50 empresas registradas en origen a 360 en 2017, según explican desde ICEX España Exportación e Inversiones.

Fruto de esta situación y para apoyar a las empresas del sector en septiembre de 2014, el gobierno polaco creó la Polish Space Agency (POLSA). El objetivo principal de este organo es que, en 2030, se considere a Polonia una potencia mundial en ámbitos específicos de este área de actividad. Para ello, dentro del Plan de Desarrollo Responsable para Polonia se ha incluido una Estrategia Espacial Polaca y POLSA ha diseñado un Programa Nacional Espacial.

En el marco de este crecimiento y del apoyo institucional al sector, ICEX y la Oficina Económica y Comercial de España en Varsovia han organizado una jornada técnica en la capital polaca para ayudar a las empresas españolas a conocer de cerca el crecimiento de este mercado.

La jornada ha reunido a nueve empresas españolas del sector: las cuatro grandes empresas españolas del sector implantadas en el país, que acudirán como patrocinadoras, y otras cinco empresas. Todas ellas presentarán sus capacidades en los ámbitos de las aplicaciones de tecnología espacial, nanosatélites, ingeniería, sistemas de observación, exploración y comunicaciones, etc.

Y es que esta es una gran oportunidad para el sector espacial español. Con ello, nuestro país puede promover el potencial y experiencia de las empresas españolas del sector espacio, incrementar su presencia en el mercado polaco y promover la cooperación empresarial entre los distintos actores de ambos países en este ámbito.

Desde ICEX informan de que este sector ha disfrutado de un crecimiento sostenido durante la última década. La facturación creció en 2017 un 2%, superando los 851 millones de euros, y también el empleo, en un 0,9%, alcanzándose los casi 3.500 empleados. "Estos datos reflejan que las empresas españolas mantienen una continua y competitiva colaboración con otras agencias espaciales internacionales, así como con las grandes compañías y entidades gubernamentales de todo el mundo", aseguran desde la institución.

La actividad de la mayoría de las empresas españolas del sector se sitúa dentro del segmento denominado upstram -provisión de la tecnología-, que abarca el segmento terreno -centros de control y de procesado de datos, equipos y componentes-. Además, el hecho de contar también con operadores satélites, crea una tendencia creciente a una actividad mayor en el mercado downstream, dedicado a la explotación de los servicios derivados de la actividad espacial y sus múltiples aplicaciones.