economia

El turismo de compras no termina de despegar en España

Este segmento es una de las asignaturas pendientes del turismo en este país

25 DE octubre DE 2018. 13:53H Carmen

shutterstock-1076522369_85459_20181025164137.jpg

Con un gasto medio de 1.131 euros, el desembolso que realizan los turistas internacionales cuando visitan España ha experimentado ligeras variaciones positivas a lo largo de este 2018. Una cantidad en la que el alojamiento y las actividades se comen el grueso del total, siendo destinado solamente el 10,4% a otras actividades. Dentro de ese porcentaje se enmarca el turismo de compras. Un nicho no demasiado explotado en España.

En este sentido, desde la proveedora internacional de servicios de pago y tecnología Tax Free, Planet, inciden en que el turismo de compras aún dispone de amplío margen de mejora. "Aun manteniéndose como uno de los principales destinos turísticos mundiales, el turismo de compras continúa siendo una de las asignaturas pendientes de nuestro país", señalan en un informe donde se analiza este segmento de mercado durante los nueve primeros meses de 2018.

Para atajar este problema, la solución pasaría por el fomento de la Marca España en aquellos países que presentan mayor potencial en términos de gasto y emisión del turismo como lo son China, India, Corea del Sur, Japón o Estados Unidos. No obstante, para ello antes habría que reducir los tiempos de emisión de visado e incrementar la frecuencia de las conexiones aéreas directas con estos países.

Según el informe anual del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), la industria turística representa el 15% de la economía española. Un porcentaje dentro del cual el turismo de compras representa una cantidad mínima y que se ha visto afectado a raíz de la supresión del importe mínimo límite de 90,15 euros incluido en los Presupuestos Generales del Estado el pasado mes de julio. Todo un reto que deberá afrontar el sector junto con la entrada en vigor de la Devolución electrónica de IVA a los viajeros (DIVA) a partir del próximo 1 de enero.

Por el momento, solamente dos ciudades compiten como referentes en España. Se trata de Madrid y Barcelona que, pese a la reducción del gasto un 11% y un 10%, respectivamente mantienen el liderazgo a nivel nacional. Mientras que el perfil de turista de la capital española procede, principalmente, de Latinoamérica, en la ciudad condal predominan los asiáticos. Destaca el turista chino como actor principal en toda Europa.

En España, los chinos representan el 28% del gasto procedente de países no comunitarios con una transacción media de 693 euros. Una cantidad que da pistas sobre el futuro de este segmento. Este tipo de turista no solo tiene mayor poder adquisitivo y provienen de otras ciudades menos relevantes en términos económicos y administrativos como Anshan, Boutou o Jiangyin.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"