martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

España en el top 10 de exportadores mundiales de productos de belleza

España es el segundo vendedor a nivel mundial de perfumes, únicamente superada por Francia

03 de mayo de 2019. 00:00h Alexandra Gheorghiu
  • Image

Asia Pacífico es el principal receptor de las exportaciones de productos de belleza y perfumería españoles. Una industria que amplía cada vez más sus fronteras y los artículos llegan a más de 180 países de la geografía mundial. En nuestro país este sector tiene tal importancia que sobresale por encima de otras ventas de productos nacionales como pueden ser el vino, el calzado o el aceite de oliva, así lo señalan las cifras de la Asociación de Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA). Como resultado de la gran expansión que está acometiendo esta industria, España se encuentra en el top 10 de exportadores a nivel mundial de productos de belleza.

POSICIÓN ESPAÑOLA EN EL CONTEXTO DE LA INDUSTRIA

Nuestro país se posiciona como el quinto mercado europeo que más productos de perfumería y cosméticos consume, con un gasto de 150 euros anuales, superando la media europea, y en el último ejercicio alcanzó casi los 7.000 millones de euros, encadenando así cuatro años de aumentos. Como exportador, también cuenta con una posición muy ventajosa, la cual se traduce en 4.680 millones de euros (+10%). De hecho, es el segundo vendedor a nivel mundial de perfumes, únicamente superada por Francia. A España le sigue Alemania y Estados Unidos.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES DESTINOS?

Algo más de la mitad de los productos que llegan a 187 países del planeta tienen como destino la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC). El porcentaje restante se atribuye a Asia Pacífico -la región que presenta el incremento más sustancial con un 33%-, Oriente Medio y el resto de Europa, los cuales tuvieron un crecimiento más moderado.

La belleza y el cuidado personal desde siempre han tenido un importante papel en la sociedad. Particularmente, son dos conceptos asociados al estilo de vida y hábitos de los españoles, los datos de Stanpa así lo reflejan. Algo más de la mitad de los ciudadanos elige productos de higiene personal y el cuidado de la piel. Otra de las tendencias es el incremento en el consumo de perfumes que representa el 20%, entre otras. Unos hábitos de consumo que convergen cada vez más con los franceses.