sábado, 15 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

España es el octavo receptor mundial de inversiones extranjeras

Nueve de cada diez empresas extranjeras mantendrán o aumentarán sus inversiones en España en 2018

28 de noviembre de 2018. 00:00h Mario Talavera
  • Image
    El 91% de las empresas espera contratar nuevos empleados

España resiste los malos augurios que hablan de un empeoramiento de las condiciones económicas en todo el mundo. A pesar de los retos que enfrenta la economía española, continúa siendo un destino atractivo para inversores de todos los lugares, en especial de China, Europa y Estados Unidos. “El atractivo de España (...) no solo reside en las oportunidades que presenta una economía creciendo por encima de las principales economías desarrolladas del mundo, sino que es percibida como un destino de inversiones de alto valor añadido”, explica Xiana Méndez, la secretaria de Estado de Comercio.

Méndez ha explicado este punto de vista durante la presentación del “Barómetro del clima de negocios en España desde la perspectiva del inversor extranjero”, en el que han trabajado IESE, así como ICEX-Invest in Spain, y Multinacionales por marca España. La principal conclusión de este informe es que los inversores extranjeros no se asustan al oír la palabra España, sino que continúa manteniendo una situación y un clima en los que confiar.

De hecho, la mayoría de variables mejoran, desde el punto de vista de esas empresas, tales como la inversión, la facturación, el empleo y las exportaciones. Todos esos factores mejorarán, o así lo perciben. El 91% de las empresas esperan registrar una facturación mayor o igual que la del año anterior. Además, en la edición anterior de este informe se especificaba que el porcentaje de compañías que preveían mejorar era del 85%.

También se observan mejoras en aspectos como la inversión, ya que el 93% de las empresas mantendrán o aumentarán su inversión durante 2019. En lo que respecta al empleo, el 91% espera contratar nuevos empleados o, al menos, no reducir sus plantillas (89% el año anterior).

Esta revisión de las perspectivas está relacionada con los datos positivos que ya se vienen registrando. Por ejemplo, se acumuló un montante de inversión extranjera directa superior a los 18.000 millones de euros durante la primera mitad del año, lo que ha supuesto elevar la inversión recibida un 21% con respecto al mismo periodo del año anterior. Además, estos datos confirman a España como el octavo receptor mundial de inversión extranjera, según el Registro de Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

En todo caso, existen factores que ponen en peligro el posicionamiento de España como polo de inversiones extranjeras. El posicionamiento geográfico, las infraestructuras, la calidad de vida o el capital humano son algunos de los elementos mejor valorados para las empresas extranjeras al elegir España. No obstante, en el lado opuesto de la lista aparecen la inversión de I+D+i, los incentivos y subvenciones o el marco fiscal. Esas causas hacen que la valoración haya ascendido hasta el 3 sobre 5.