economia

España, Francia e Italia se posicionan: reclaman luz verde a los coronabonos

Hasta ocho países europeos reclaman el lanzamiento de bonos específicos para afrontar la crisis

25 DE marzo DE 2020. 13:11H Mario Talavera

57692b4be0bf17b92cb05ecf52558ffe.jpg

La pandemia de coronavirus es un "shock sin precedentes", tal y como la definen los jefes de gobierno de Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Eslovenia y España. En esas circunstancias, estos países han solicitado formalmente al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, "medidas excepcionales" para frenar los contagios y fortalecer los sistemas sanitarios, además de "mitigar el efecto negativo que va a tener este choque en las economías europeas".

El éxito de las medidas que se han tomado hasta ahora dependerá del momento y de la coordinación de los diferentes gobiernos, según dice la carta a la que ha accedido DIRIGENTES. En esa línea, los diferentes dirigentes europeos piden a la Comisión Europea que establezca unas directrices comunes para todos los países, en lo que se refiere a la recopilación e intercambio de información médica, así como de la configuración de una estrategia futura.

En ese aspecto, los ocho socios comunitarios que firman la carta advierten de que las "medidas extraordinarias" que han tomado para contener el virus "afectan negativamente" a sus economías en el corto plazo. Más allá de las medidas que anunció el BCE el 19 de marzo, que servirán para apoyar el euro y frenar las tensiones financieras, estos países reclaman medidas más ambiciosas en el terreno fiscal. "Debemos reconocer la gravedad de la situación y la necesidad de adoptar nuevas medidas para apuntalar nuestras economías hoy, a fin de ponerlas en las mejores condiciones para una rápida recuperación mañana", afirman.

La solución pasa por poner en marcha "un instrumento de deuda común", lo que se ha venido conociendo como coronabonos. Según han explicado desde la Secretaría de Estado de Comunicación, Pedro Sánchez ha aportado "una importantísima contribución" para esta idea, que supondría avanzar en el proceso de convergencia europea.

Los expertos opinan que este es el momento adecuado para llevar a cabo una medida de este tipo, en línea con los dirigentes políticos. La manera de hacerlo pasaría por la emisión de deuda por parte de una institución europea, de manera que se recauden fondos "en beneficio de todos los estados miembros". La ventaja de este instrumento sería asegurar "una financiación estable a largo plazo".

Además, los dirigentes añaden que esta "conmoción externa simétrica" afecta a todos los países miembros, por lo que las consecuencias negativas acaban siendo soportadas por todos. Otra de las razones de la utilización de este mecanismo es "evitar los riesgos de refinanciamiento ahora como en el futuro", ante las elevadas deudas de un gran número de países.

Por otro lado, los dirigentes políticos proponen crear herramientas de "financiación específica" en los presupuestos de 2020 y 2021 para los gastos que ha supuesto el coronavirus. La carta concluye con el anhelo de aplicar estas medidas para preparar Europa para un "futuro común".

Herrera: "El mercado siempre sobrerreacciona ante situaciones como la actual"