lunes, 20 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Economía

España sigue siendo un mercado malo para vender arte

Tras la clausura de ARCO queda patente que cada vez cobra más importancia la feria nacional de arte y el turismo cultural, sin embargo a los españoles no les gusta invertir en obras y los artistas venden poco

04 de marzo de 2019. 10:40h Stefanie Claudia Müller
  • España sigue siendo un mercado malo para vender arte
    ARCO en la edición de este año

ARCO existe desde 1982 y hoy en día es un éxito internacional que trae a Madrid muchos turistas y posiciona la ciudad como centro de arte a nivel mundial. El impacto económico de esta 38 edición de ARCO se ha calculado en unos 140 millones de euros.

Cada vez vienen más expertos de todo el mundo a la cita en Madrid que luego también visitan los museos y galerías de la capital. Más de 200 galerías de 31 países de todo el mundo han expuesto este año las obras de sus artistas en Ifema. Pero aun así España es un mercado de arte pequeño. A pesar de que el Museo de Prado está en algunos de los rankings posicionado antes del Louvre, menos del 2%del arte promocionado en la UE se compra en España según un informe sobre el sector elaborado por la economista irlandesa Clare McAndrew. “Arco es por el momento un buen trampolín para poder entrar luego en ferias todavía más conocidas como Art Basel”, dice el galerista belga Jaring Dürst Britt, que ha estado presente en ARCO. Él cree que la feria sin duda ha ganado reputación a nivel internacional: “Es un punto de encuentro importante del sector, para nosotros vale la pena estar aquí y seguramente nos ha abierto otras puertas como la oportunidad de entrar también en ferias de todavíamás tradición como Art Basel”, dice Dürst Britt.

Sin embargo, como casi el resto de Europa, España no pinta nada en este mundo creativo, por lo menos a nivel monetario. Según los últimos datos disponibles, en 2017 alrededor del 80% de las personas y galerías que movían el mercado eran EEUU, China y Gran Bretaña. También una potencia económica como Alemania supone a nivel mundial solamente un 2% de las ventas. En total se facturaron en 2017 a nivel global 64.000 millones de euros con arte según Statista.

España tiene que despertar, claramente a pesar de todo su éxito internacional ARCO todavía no es de las Top entre las ferias de arte. La mayoría de las obras a la venta se desenvuelven en preciosentre los 3.000 y 60.000 euros. La feria se dirige por tanto más a la clase media. Más allá de las razones económicas, los expertos revelan que la cuestión de fondo que explica el escenario actual se encuentra en la falta de una verdadera cultura artística en España. “Si nos comparamos con el resto de Europa, somos una democracia relativamente joven y nuestro despertar cultural no llegó hasta la década de los ochenta. Hemos empezado más tarde que el resto”, señala el director del área de cultura de la Fundación La Caixa, Ignasi Miró, quien detalla que cuando la fundación arrancó su colección artística en 1985, todavía no existían museos de arte contemporáneo en España. La coleccionista de referencia Pilar Citoler era una referencia en los años sesenta, cuando esta odontóloga inició sucarrera en el mundo del arte con un óleo del pintor onubense José Caballero. Pero ella, igual que los grandes empresarios y inversores españoles no esta entre el Top 10 de los coleccionistas.

El ilustre mundo de la inversión en arte no habla español

Según roppreport, el Top ten de los coleccionistas según el valor de sus obras quedaba plasmado tras el análisis de 2017 de esta manera:

1. François Pinault – empresario francés, fundador de Artémis

2. Patricia Phelps de Cisneros - coleccionista de arte venezolana

3. Alice Walton – hija del fundador de Walmart

4. Natalia Kolodzei – coleccionista rusa de la “Kolodzei Art Foundation”

5. Leon Black – coleccionista americano y empresario

6. Bernard Arnault – empresario francés y mayor accionista de LVMH

7. Edythe und Eli Broad – multi millonarios americanos

8. David Geffen – productor de cine y empresario americano

9. Ronald S. Lauder – empresario americano y presidente del MOMA en Nueva York

10. Jochen Zeitz – empresario alemán y director del consejo de administración de Puma

Brasil se hace un hueco en el mundo de arte

Bélgica, Alemania, Francia, Holanda, Austria e Inglaterra son mucho más relevantes, mirando la importancia de sus galerías. España no tiene ninguna galería entre las 50 más grande del mundo según Art Facts.

El lugar con más artistas internacionales conocidos representados está en New York y París pero, cada vez más, también en São Paulo. Se ha notado una recuperación en España, porque “este mercado va indudablemente ligado al ciclo económico”, apunta Enrique delRío, fundador de WeCollect, firma que asesora a coleccionistas y amantes del arte pero todavía queda un largo camino por recorrer.

Art Review ha elaborado un listado de las 100 personas más influyentes en el mundo de arte. Entre ellos hay muchos americanos, asiáticos y también italianos, suizos y alemanes, pero por desgracia ningún español.

Ninguna galería española entre las 25 más grandes del mundo

Fuente: ArtFacts
- Fuente: ArtFacts