economia

Eventos virtuales ¿una alternativa en momentos de crisis?

Algunas ferias medianas en los próximos meses no se volverán a programar, o se espaciará más su organización, y este shock hará que las empresas se replanteen su mix de marketing y ventas, considera Jorge López de Lewis

13 DE marzo DE 2020. 07:20H Alexandra Gheorghiu

df7b3777bc742940a04cfd73b6bcc7a4.JPG

El coronavirus va arrasando con todos los eventos mundiales a su paso. Cada día se unen nuevos nombres a la lista de cancelados y aquellos que corren con mejor "suerte" son aplazados hasta una fecha que, en cualquier caso, es incierta, ante el desconocimiento del alcance de esta pandemia en el tiempo. 

El sector de la organización de eventos, que generó más de 10.800 millones de euros de gasto directo en España en 2017, según los datos del Events Industry Council, lo que representa un volumen superior a los 6.700 millones de euros de impacto en el PIB, es uno de los más perjudicados. Teniendo en cuenta la trascendencia que tiene esta industria en la economía, en este escenario de crisis global, para mitigar las consecuencias irreversibles que está teniendo en los negocios, surgen otras opciones a los actos físicos como las ferias y eventos virtuales. ¿Hasta qué punto se pueden considerar una alternativa?

Las ferias virtuales rompen las barreras físicas y temporales. Al celebrarse en el entorno digital, gracias a Internet, su alcance es ilimitado en lo que respecta al número de participantes, además de salvar otros factores como el económico, ya que se evita el desplazamiento, el alojamiento en hoteles (por ejemplo) o comer en restaurantes. En general, se pueden aprovechar las diferentes posibilidades que brindan las nuevas tecnologías para conectar con los asistentes. Con los efectos secundarios que tiene para el canal Horeca, así como todos los ámbitos indirectos que se benefician del mercado de los eventos presenciales. 

Todos los sectores son diferentes y todas las soluciones no se adaptan de la misma manera a todos ellos. "La incidencia sobre la economía va a ser grande, porque hay eventos que no se pueden virtualizar, como el sector de los conciertos que lo va a sufrir a corto plazo de forma grande", asegura el SVP Iberia & EMEA Client Engagement de Lewis, Jorge López. Añade que en el entorno empresarial se están utilizando los eventos virtuales, concretamente los webinars


Jorge López

En cuanto a la rentabilidad de esta tipología de actos, López, añade que hay una parte más cuantitativa, en el sentido de que "en el mundo físico, una vez que termina, el evento ha dejado de existir aunque mandes e-mails y documentación asociada.Sin embargo, en el online, si lo dejas residente, con la labor de contenidos que has hecho y con el SEO, hace que ese contenido sea accesible y que genere oportunidades de negocio". 

El pánico y la incertidumbre se han colado por todos los rincones, llevando a muchas empresas a no saber cómo actuar durante esta crisis. No obstante, en el medio y largo plazo, cuando la situación se normalice, Jorge López indica que "las empresa recuperaremos nuestra forma de hacer negocio o nuestro apetito por hacer negocios y una vez se recupere el tono comercial, con las dificultades que tenga el mercado (con una posible recesión), lo que ocurrirá es que este shock hará que nos replanteemos nuestro mix de marketing y ventas". 

Todo apunta a que los eventos virtuales no van a desplazar a los presenciales, sino que la apuesta por el digital será mayor. Jorge López, desde Lewis, concluye que "seguramente nos tendremos que replantear la forma de organizar eventos y no todo valdrá a medio plazo". "En los grandes no pasará nada, pero en eventos medianos y pequeños, sí que puede ser definitivo para reducirlos". A este respecto, considera que habrá algunas ferias medianas que en los próximos meses no se vuelvan a hacer o se espaciará más su organización. 

Por su parte, el Chief Marketing Officer de Aervio, António Bettencourt se muestra más reticente a pensar que los eventos virtuales puedan constituirse como una alternativa. "Como mucho es una solución distinta, de momento lo que el mercado está acostumbrado a eventos virtuales son los webinars, conferencias".