martes, 20 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Ferraz (2gether): "La clientela ha perdido la confianza en los bancos"

Entrevista con Ramón Ferraz, consejero delegado de 2gether

11 de agosto de 2019. 09:12h Mario Talavera
  • Ferraz (2gether): "La clientela ha perdido la confianza en los bancos"

La tecnología ha dado la oportunidad de crecer a un buen número alternativas a los bancos tradicionales. Una de ellas es el neobanco móvil de origen español 2gether. DIRIGENTES habla con su consejero delegado, Ramón Ferraz, para conocer más acerca de este proyecto.

¿Cuál es el valor diferencial de 2gether?

Hay tres cosas principalmente. La primera es que 2gether es un neobanco 100% móvil como puede ser Revolut, N26. El primer aspecto diferencial es que permite una gestión de tu economía en euros y en criptomonedas. El producto que lanzamos en Europa hace 8 semanas y que lanzamos ahora en España lo que puedes hacer con euros también lo puedes hacer con tu cripto. Puedes pagar con la tarjeta de 2Gether en cualquier tienda en bitcoin en vez de en euros. Tienes tus euros, tu cripto en la aplicación, puedes hacer transferencias en euros y en cripto. Todo lo que harías con tus euros en un banco móvil, en 2 gether lo haces con euros y con tu criptomoneda y con otros activos digitales que puedan aparecer.

La segunda diferencia es que en 2gether no eres solo un cliente, eres un propietario en el sentido de que participas en la financiación del proyecto, de las decisiones que se toman y capturas los ingresos que generas. Si un tercero explota tus datos y eso supone un ingreso para 2gether, se queda con lo suficiente para cubrir costes y te devuelve el excedente que hayas generado. Si compras un producto de un tercero y eso genera una comisión de distribución para 2gether, se queda con los costes y te devuelve el resto. Todo eso se hace a través de nuestra criptomoneda, que se llama 2gt.

Para hacerte cliente de 2gether tienes que comprar 2gt y de ese modo financias el proyecto. Para participar de las decisiones tienes que mantener un mínimo de 2gt y cuando decimos que se te devuelve una cantidad, esto se hace en 2gt. Después con esa criptomoneda puedes comprar otros productos a través de 2gether y cambiarlos por euros, o quedártelos como inversión.

Menciona otros bancos que existen de este tipo. ¿Cuáles han sido sus referencias? ¿En quién se han fijado para lanzar este proyecto?

En términos de banca móvil los que están haciéndolo mejor son Revolut, N26 y Monzo. En cuanto a modelos colaborativos y cripto, los casos que más nos gustan son Binance, Rave y Bitcoin y Ethereum como los más asentados y potentes.

¿Creen que la proliferación de herramientas de este tipo tiene que ver con la situación delicada de los bancos?

Es una combinación de factores. Por un lado, la clientela ha perdido la confianza en los bancos, sobre todo desde 2008. Por otro lado, la clientela se está digitalizando y se está sofisticando y pide mucho más a sus proveedores de servicios en oferta digital. Por otro lado, la tecnología tiene un avance exponencial en su naturaleza y ha habido unos avances espectaculares. E incluso hay un cuarto factor, que es que regulatoriamente se ha puesto más fácil a los nuevos entrantes. Ahora mismo toda la regulación de open banking da la posibilidad de dar un servicio financiero teniendo una licencia muy ligera o usando la de otros.

¿Qué reflexión pueden hacer acerca de los riesgos regulatorios de este tipo de negocios?

El primer país que ha regulado blockchain y que ya ha publicado y cerrado su regulación es Malta a nivel mundial. Hay otros países que están empujando mucho esa regulación, como son los casos de Estonia, Gibraltar y Luxemburgo. Los países principales de la Unión Europea este mundo todavía no se ha regulado, lo que no quiere decir que los casos de uso no estén regulados. Lo que ocurre es que, al no haber una regulación específica, tienes que atenerte a lo que existe. Eso genera un contexto regulatorio de incertidumbre, pero las compañías como la nuestra podemos dar pasos que encajen o que no rompan la normativa existente aunque sea aplicada a otras tecnologías.

Uno de los puntos fuertes de este proyecto es el de las criptodivisas. ¿Dirían que existe recelo por parte de los usuarios con respecto a estos instrumentos?

Esto es algo nuevo y una tecnología y un instrumento nuevo. Ahora mismo hay una comunidad relativamente fuerte y fiel alrededor de las criptomonedas que es gente que las entiende y saben las ventajas que pueden tener y creen en ellas como una parte importante del futuro de las finanzas y esas son las personas que van a entender nuestra propuesta de valor y se van a unir a 2gether. Nosotros estamos lanzando en Europa y nos estamos enfocando en toda esta gente. Con el tiempo, si esperamos que las criptomonedas vayan convenciendo a más población y vayan haciéndose más comunes.

¿Creen que se va a acabar imponiendo el pago con criptomonedas? ¿En qué plazo?

Depende de cada territorio. De lo que estamos cerca es de ver que las criptomonedas sean una moneda de uso común en países donde las monedas no son confiables, tanto en su uso interno como en su fiabilidad externa. Me refiero a países como Venezuela, Argentina, Angola, países en los que la moneda es hiperinflacionario o, como en el caso de Venezuela, la moneda no vale nada. Tener un medio de intercambio es una absoluta necesidad desde un punto de vista social y económico. En esos países en que la moneda local no está funcionando, más pronto que tarde se van a acabar imponiendo las criptomonedas como medio de referencia.

En Occidente, la necesidad es algo menor. La adopción de las criptomonedas en sustitución de los euros o los dólares va a tardar más tiempo porque, desde un punto de vista de eficiencia, tiene más barreras que superar. Pero creo que cada vez convivirán más las criptomonedas con la moneda local. Durante un tiempo muy largo, décadas, van a convivir las dos, con la criptomoneda ganando espacio a la moneda tradicional.

Volviendo al caso de 2Gether, teniendo en cuenta que es un campo incipiente, ¿quizás la mayor dificultad sea darle estabilidad al proyecto?

La primera dificultad es convencer al consumidor de que lo pruebe. Y la segunda es que, una vez que lo haya probado, lo utilice y sea su opción principal para determinadas operativas y sea su herramienta para gestión de monedas y criptomonedas también. Tenemos claro cuál es nuestro cliente potencial, aquel que entiende cómo funciona y que tiene criptomonedas. Vamos 100% a por ellos.

Además, el producto que hemos montado les da algunas funcionalidades que todavía no da nadie en Europa. Si alguien quiere pagar en comercios con cripto, o si quiere comprar y vender criptomonedas, lo hará con 2gether. No hay nadie en el mercado que dé un precio como el de 2gether porque los pocos que dan el servicio ponen una comisión muy importante. Con un producto muy trabajado y pensado, creo que convenceremos al cliente para probarlo y para utilizarlo.

¿Cuáles serán los próximos pasos en el corto plazo?

El primero era extender el servicio desde España a toda la eurozona, que ya está hecho y a partir de ahí nuestra idea es empezar a escalar y captar clientes. La idea es incorporar nuevo producto y nuevas funcionalidades que sean atractivas para el cliente que vamos captando. Desde mejorar todas las funcionalidades que tienen que ver con la cripto, lanzar las votaciones para que la gente pueda tomar decisiones, publicar los ratios de 2gether, hasta seguir nuestro proceso de regulación en Malta para tener nuestro token regulado.