viernes, 14 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

FMI: “se avecinan tormentas”

El organismo internacional reduce sus previsiones para el crecimiento económico mundial en dos décimas: al 3,7% en 2018 y 2019

09 de octubre de 2018. 10:03h Mario Talavera
  • FMI: “se avecinan tormentas”

Apenas una semana después de reducir sus previsiones para España y criticar la falta de medidas estructurales, entre otras cosas, el FMI ha hecho público un resumen de cómo cree que se comportará la economía mundial. Desde el punto de vista del organismo que dirige Christine Lagarde, el crecimiento económico mundial se elevará al 3,7%, una tasa más modesta que la que proyectó en abril de este año.

El texto que firma Maurice Obstfeld, consejero económico del FMI, apunta a diversos obstáculos que tendrá que sortear la economía mundial. “Se avecinan tormentas”, afirma Obstfeld. Entre las razones de que el crecimiento se reduzca, se encuentra, “la incertidumbre sobre la política comercial”, algo que “se está convirtiendo en un lastre para la actividad económica”.

Es una de las causas por las que el crecimiento es menos equilibrado de lo que se esperaba”. Por otra parte, ha aumentado el número de riesgos a la baja, así como “la probabilidad de nuevos shocks negativos”. El FMI advierte de que el crecimiento en ciertas partes del mundo está basado en políticas “insostenibles en el largo plazo”. Como se afirmaba en el caso de España, la inquietud acerca de estas amenazas hace necesario que las autoridades actúen, según la entidad.

No obstante, muchas economías se encuentran cerca del pleno empleo y “los temores de deflación se han disipado”. En cualquier caso, las perspectivas de que el crecimiento continuará en los próximos años sirven como “una oportunidad excelente para afianzar la resiliencia e implementar reformas que fortalezcan el crecimiento”.

Identifica otra cuestión relevante que supone “el mayor reto” para las economías avanzadas: “el lento crecimiento de los ingresos de los trabajadores, la percepción de una menor movilidad social y (...) respuestas políticas inadecuadas al cambio económico estructural”. En cuanto a las economías emergentes, el FMI habla de desafíos como la mejora de las condiciones de inversión, la reducción de la dualidad del mercado laboral y la revisión de los sistemas educativos. En términos globales, Obstfeld nombra “los peligros del cambio climático que “se están intensificando”.