economia

Fondos Europeos y Pymes: cómo acceder a las ayudas Next Generation EU

A pesar de la burocracia y de la necesidad de apoyo en muchos casos, las pymes pueden acceder a las ayudas directas, en especial para la digitalización

03 DE diciembre DE 2021. 08:30H Natalia Obregón

En teoría las pymes, pero sobre todo las compañías de menor tamaño e incluso los autónomos pueden acceder de igual forma que las grandes a las ayudas del Fondo Europeo Next Generation EU en algunas de sus modalidades. En la práctica, es un poco menos simple. La posibilidad existe, pero se requiere conocer el sistema para realizar la búsqueda apropiada, porque no es tan fácil como se presenta.

Cómo acceder a las ayudas

Se trata de un compendio de subvenciones, licitaciones y ayudas que poco a poco se van publicando en la página web planderecuperacion.gob.es y en el que se indica, si se es una pyme, cómo acceder a los Fondos Europeos. Se explica cómo el plan se sustenta en cuatro pilares, que su objetivo, entre otros, es fortalecer la participación de las pymes y que 17 de los 30 componentes que recogen las iniciativas se dirigen a este tipo de compañías, en especial, el 14, con casi 4.900 millones de euros adjudicados.

Y alcanzan cinco ámbitos estratégicos concretos: el apoyo al comercio, la internacionalización, el emprendimiento, el crecimiento y la digitalización y la innovación. En esa página se puede acceder a un asistente de búsqueda, que, si no se conoce, es una maraña administrativa, incluso con tutorial para establecerlo.

De ahí que, en muchos casos, asesores, consultoras e incluso los propios bancos se publiciten para desentrañar este maremágnum de posibilidades, y después, para implementar toda la documentación y requisitos que se necesitan. Es decir, para una pyme o un autónomo, o se sabe lo que quiere o debe buscar, o es muy difícil optar a las ayudas, sin garantía alguna de obtenerlas.

En concreto, hay dos tipos de ayudas específicamente pensadas para las pymes. La primera ya está disponible. Se trata del Plan Moves III que va dirigido a la compra de vehículos cero emisiones, los electrificados, híbridos enchufables y también los que funcionan con hidrógeno.

Tres modalidades en el que se ofrece a los profesionales una ayuda que puede oscilar entre los 2.500 y los 9.000 euros para aquellos vehículos que no superen los 45.000 euros de precio. También se ofrecen ayudas para las motocicletas eléctricas, que no pueden costar más de 10.000 euros, con dinero a fondo perdido de entre 1.100 y 1.300 euros. Las ayudas van algo más allá para el caso de la creación de estaciones propias, de postes para la recarga, que oscilan en las cantidades que ofrecen para el repostaje.

La segunda ayuda está a punto de llegar y va encaminada a la digitalización. Esta semana lo anunciaba el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y tras varias demoras, parece inminente. Se trata del programa denominado Digital Toolkit, más conocido como el Kit Digital, que presenta una dotación total de 3.067 millones de euros y está pensado para elevar la digitalización de la pyme, en especial de las más pequeñas. En principio, las solicitudes iniciales, que esperan estar listas antes de fin de año, tendrán una primera fase por valor de 500 millones de euros. Se trata de un bono con el que se podrán adquirir en una gama distinta desde el nivel básico hasta el avanzado, distintas modalidades para conseguir la transformación digital del tejido empresarial español.

Las pymes, escépticas ante las ayudas

Los hechos evidencian que la pequeña y mediana empresa en España, ante las trabas burocráticas y la dificultad de acceso, necesitan fondos adicionales sin saber si pueden acceder a las ayudas, solo para optar a ellas. De esta forma no puede aprovechar, en buena parte de los casos, este apoyo financiero para la recuperación que llega de Europa.

Por unas u otras razones, lo cierto es que la realidad nos indica que no se está optando a unas ayudas que deberían ser la base y el apoyo de las pymes en estos momentos de recuperación de la crisis pandémica. Según la Encuesta de Clima Empresarial de la Cámara de Comercio de España, 6 de cada 10 empresas no conocen los fondos Next Generation y solo 3 de cada 10 piensa en pedirlos.

Un pesimismo que también se proyecta en una encuesta realizada por Cepyme, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa. Dos de cada tres compañías, un 65,3% del total, considera que ni puede participar en las inversiones ni puede recibir subvenciones europeas.

Lo que aducen son, los problemas reales a los que se enfrentan: competitividad, elevados costes y sobreendeudamiento tras la crisis. Tres factores que impiden su acceso al dinero Next Generation EU. Sin duda algo debe cambiar en la Administración si, el objetivo final es que el dinero ayude a la recuperación de pymes y autónomos, y no está llegando a su destino fundamental: el tejido empresarial español.  

Situación actual de los fondos europeos en España

Las pymes defienden la flexibilidad para crear empleo

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"