martes, 19 junio 2018
ZONA PREMIUM
Economía

Francia exige más preparación a sus bancos ante futuras crisis

Las autoridades galas estipularán que las entidades del país incrementen el capital para prevenir el impacto de futuras crisis

13 de junio de 2018. 00:00h Adrián Varela
  • Fuente / Shutterstock
    El Banco de Francia forma parte del Alto Consejo de Estabilidad Financiera del país

El Alto Consejo de Estabilidad Financiera de Francia ha anunciado que elevará al 0,25% de los activos de riesgo de los bancos galos el conocido como colchón contracíclico, un mecanismo que busca mejorar la capacidad del sector financiero para afrontar posibles crisis económicas en el futuro.

De este modo, las entidades francesas dispondrán de 12 meses a partir del próximo 1 de julio para cumplir este requisito, que busca incrementar las medidas de prevención ante los riesgos de turbulencias que proceden tanto del aumento de los niveles de deuda como de la búsqueda de mayores rentabilidades en los mercados.

La resolución del Alto Consejo, que agrupa al Ministerio de Finanzas, al Banco de Francia, a los reguladores del mercado y financieros franceses, también ha incluido un límite de máxima exposición de los bancos sistémicos del país a las empresas con mayores ratios de endeudamiento, fijando el tope en el 5% del capital elegible.

Las autoridades francesas han justificado este refuerzo de las medidas de prevención por las previsiones del Banco de Francia, que estima que se producirá un crecimiento en la economía gala por encima de su potencial durante los próximos años, y por la amenaza de un reajuste en las primas de riesgo en los mercados financieros en un contexto de valoraciones al alza que sugiere un mayor apetito por el riesgo de los inversores.

Asimismo, el Alto Consejo ha dado la voz de alarma ante el alto endeudamiento del sector privado, que alcanzó el 130,2% del PIB francés en el último trimestre de 2017. Este apalancamiento se reparte en un 58,4% para los hogares y un 71,8% en el caso de las empresas.

El organismo regulador señala que "las dinámicas experimentadas en Francia en los últimos años contrastan con las de otras economías del euro y han llevado al país a un nivel de endeudamiento que actualmente supera la media de la eurozona y la medida de nuestros principales socios".