economia

Goirigolzarri se declara 'forofo de la competencia', pero con las mismas reglas

El presidente de Bankia resta importancia a los pasos de las grandes tecnológicas por hacerse con el negocio bancario y asegura que "los banqueros nunca van a definir la banca de futuro"

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Pablo Fernández-Alonso Araluce

4-presidente-de-bankia-jose-ignacio-g_41-171893_20190703094556.jpg

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ve un futuro donde los bancos puedan convivir con los gigantes tecnológicos. Los movimientos más recientes de Facebook, Amazon o Google, con la compra de una ficha bancaria en Lituania, plantean un escenario desconocido para el sector.

Goirigolzarri se declaró 'forofo de la competencia', pero con las mismas reglas para todos: "No puede ser que unos jugadores puedan coger el balón con las manos y otros no puedan cogerlo con las manos", refirió con respecto al supuesto trato de favor de las tecnológicas. Las reflexiones son fruto del séptimo encuentro 'Diálogos de Servimedia' que compartió con Pilar López, presidenta de Microsoft España.

“Cuanta más competencia, mejor; es bueno para los clientes y a los jugadores que estamos en el sector nos obliga a ser mejores, a muscularnos y ser más eficientes”, apuntó el presidente de Bankia.

El penúltimo asalto de las big-tech a la banca tiene un nombre: Libra. La criptomoneda de Facebook que aspira a convertirse en una de las mayores plataformas de pagos en Internet. La presidenta de Microsoft España se mostró animada por este paso adelante de la compañía de Silicon Valley, ya que la tecnología ha hecho posible modelos de negocio nuevos; aunque con ciertas reservas, porque las grandes compañías, "pueden tener una posición muy relevante, incluso más relevante de lo que nos gustaría”.

Goirigolzarri, por su parte, se mostró cauto sobre el proceso, que aún tiene que pasar pruebas regulatorias, de aceptación de mercado y de privacidad y seguridad. “Vamos a ver cómo se desarrolla” y “evaluaremos y tomaremos decisiones”, apuntó Goirigolzarri.

El alto dirigente de Bankia apuesta por un modelo de banca híbrida, que combine canales remotos con redes de sucursales físicas, frente a lo que pronostican que la sucursal tradicional es una rémora del pasado. A su juicio, “no son un ‘legacy’, no son una cosa mala, sino que es una enorme oportunidad” para cambiar el mundo de los servicios online y offline.

No obstante, afirmó que “va a ser lo que quieran los clientes y lo que la sociedad quiera. Los banqueros nunca van a definir la banca de futuro”. En este punto indicó que, si bien la mitad de los clientes operan ya con los canales digitales y el 25% de las compras se cierran en ellos, un tercio de la población opera todavía exclusivamente con sucursales físicas y cajeros automáticos.

En su opinión, la responsabilidad de las entidades financieras es, por tanto, “escuchar a esa sociedad, a esos clientes, y adaptarnos. Crear organizaciones muy flexibles y adaptarnos”. Goirigolzarri indicó que reducir la idea de que “va a ser internet sí o internet no” es “una simplificación intolerable”, ya que el auténtico reto estratégico es que la banca cuenta con clientes “con necesidades muy diversas”.

Indicó que el futuro plantea además desafíos en tres niveles: la digitalización, que retroalimenta el cambio de hábitos de los clientes, pero también ofrece la oportunidad de servirles mejor y “de forma más eficiente y más rentable”; adaptarse a la vez a un modelo económico más sostenible donde la banca tendrá que valorar riesgos y proyectos bajo el prisma de la sostenibilidad y abordar la transformación internamente, en la estructura cultural y organizativa de las entidades.

“¿Qué es lo que no va a cambiar? Lo que no van a cambiar son algunos principios básicos como la importancia de un gobierno corporativo excelente y de unos valores bien asentados por encima de los resultados”, refirió.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"