economia

Gual (CaixaBank): “nos esperan unos años desafiantes, pero repletos de oportunidades”

El presidente de la entidad, Jordi Gual, ha asegurado que la ejecución del plan estratégico ha sido positiva

04 DE febrero DE 2019. 16:27H Pablo Fernández-Alonso Araluce

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzálo Gortázar y el presidente, Jordi Gual

El presidente de CaixaBank ha presentado los resultados del Grupo que cierran el plan estratégico 2015-18 y dan comienzo al nuevo plan hasta 2021. Jordi Gual ha declarado que “el año 2018 ha estado repleto de tensiones comerciales que continuarán en los próximos años (...), nos esperan años desafiantes pero repletos de oportunidades. Como en el pasado, seremos capaces de aprovecharlas”

Gual ha defendido la gestión del plan estratégico concluido con una ejecución positiva y anticipa que se realizará de la misma manera con el actual: “Como lo hemos hecho en el pasado, seremos capaces de mantener nuestro liderazgo”.

En cuanto a este ejercicio, el presidente de la entidad ha destacado que estarán presentes los mismos factores de tensión: Brexit, guerra comercial y tipos bajos. “Es improbable que se resuelvan de manera inminente” y destaca su influencia en los resultados a futuro de 2019: “se espera que el crecimiento sea un poco inferior a este año”. El presidente de CaixaBank cree que la banca debe ahora “reparar la reputación dañada en los años de la crisis. Se trata de un asunto primordial, porque el negocio de la banca se centra en la confianza”.

Venta de activos no productivos

En cuanto a la presentación de resultados de 2018, la dirección del Grupo centra las claves del aumento de beneficio principalmente la reducción de activos problemática y la venta negocio inmobiliario al fondo Lone Star. Gual ha destacado como principal logro la posición de CaixaBank como primera opción de banca comercial, para el 26,3% de españoles y ha asegurado que estos resultados son fruto de mucho esfuerzo. “Nuestros equipos se han batido el cobre para conseguir los resultados y los hemos conseguido”.

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, ha incidido en que “CaixaBank no está exento del entorno complejo”. A continuación, ha trazado las ideas principales que guiarán los pasos del banco en los próximos años: “cambia el comportamiento de los clientes, que cada vez son más digitales, más exigentes, nos piden ser socialmente más responsables y tienen una mayor oferta para elegir. Frente a eso, la respuesta es invertir”. Gortazar ha cifrado esta inversión en 250 millones de euros para seguir transformando sucursales en Stores y disminuir el volumen de oficinas en territorio urbano sin perjudicar las 1.100 oficinas rurales de Agrobank. “Necesitamos potenciar oficinas y canales de atención. Hay que seguir remando para mantener resultado en el futuro”.

Superoficinas y presencia rural

El consejero delegado de CaixaBank considera un “grandísimo acierto” mantener la tupida red de oficinas en territorios rurales, frente a la tendencia de otras entidades financieras de retirarse de zonas con poca población. “Lanzamos un mensaje importante: los que viven en los pueblos tienen acceso a la mejor oferta financiera de España. No nos cuesta dinero, es sostenible”. Tendencias de transformación muy importantes: que esta estrategia siga teniendo sentido en el futuro. Inversión de mucha más tecnología con menos recursos humanos. No queremos irnos de un solo pueblo de España. Queremos estar ahí.

El plan de inversión para las oficinas pretende abrir más de 600 oficinas Store en 3 años, de las que ya hay abiertas la mitad. El modelo Store incide en la transformación digital y supone un ahorro en recursos humanos. “Es un modelo testado, que funciona. Habrá que andar un poquito más, aunque conservamos gran capilaridad. Tendremos menos oficinas, pero mejores. Vamos a tener superoficinas con servicio mucho mejor”.

Reestructuración de gastos en un entorno adverso

En el corto plazo, CaixaBank se propone recortar unos gastos laborales “con inercia importante, más allá de las necesarias”. El presidente del Grupo ha asegurado que el expediente de regulación de empleo que afectará a empleados transcurre “por los cauces normales de una negociación, enmarcada en el plan estratégico”. “Es obligado con este entorno repensar la red de oficinas para atender mejor a los clientes. La reestructuración pasa por aceptar una realidad. El comportamiento de los clientes está cambiando, tenemos que tener la cintura y flexibilidad para acometer hoy ese cambio. Es la manera de hacer progresar a la entidad”, ha remarcado.

Por otro lado, Gonzalo Gortázar ha incidido en la continuación del entorno de tipos bajos: “Tenemos que seguir pensando que estarán alrededor del cero durante un periodo largo. Tenemos que seguir enfrentándonos a un entorno adverso y mantener una rentabilidad notable”.

Un plan a largo plazo

Tras la presentación de resultados de 2018 remitida a la CNMV, los mercados han abierto con amplias pérdidas para CaixaBank, que se ha posicionado durante toda la mañana como el peor valor del Ibex 35 con una bajada superior al 7%. Gual ha tranquilizado a los inversores: “Los acontecimientos del mercado de valores a corto plazo deben ponerse en su contexto con las expectativas y el momento concreto”. Gortázar, por su parte, ha reconocido que “no acabo de entenderlo. Todo el mercado sabía que la trayectoria era para hacer un año muy bueno. Aunque la comparativa no es con estos datos sino con las expectativas de los inversores. El efecto se debe reconocer en el medio largo plazo”.

Artículos relacionados

Deuda, competitividad y crecimiento inclusivo: las prioridades para Gual
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"