Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

Internacional

La Comisión planea reformar el Impuesto sobre Sociedades en la Unión Europea

La iniciativa se basa en el acuerdo global sobre el impuesto de sociedades que se acordó entre más de 130 países en 2021

29 DE noviembre DE 2022. 07:43H Pablo R. Robles

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, ha anunciado este lunes una reforma planificada de los impuestos corporativos de la Unión Europea que sustituiría las normas tributarias nacionales. 

El pasado 13 de octubre la Comisión Europea lanzó una consulta pública para establecer un conjunto único de normas fiscales para la actividad empresarial en Europa. El denominado BEFIT (Business in Europe: Framework for Income Taxation), que tiene como objetivo evitar la erosión de la base imponible en el impuesto de sociedades ocasionada por la competencia entre países. La Comisión se ha propuesto como meta tener la directiva preparada para el tercer trimestre de 2023. 

Gentiloni ha anunciado en un evento sobre fiscalidad que el BEFIT “reemplazaría” los sistemas nacionales de impuestos corporativos para las empresas, reduciendo así los costos de cumplimiento y las barreras a la inversión transfronteriza. Esta iniciativa se basa en el acuerdo global sobre el impuesto de sociedades que se acordó entre más de 130 países en 2021, y que se desarrollará en dos partes.

La primera consiste en la reasignación de las ganancias imponibles y la segunda en el establecimiento de una base impositiva corporativa mínima del 15 por ciento. Este último pilar está encontrando resistencia dentro del club de los veintisiete debido al veto de dos Estados miembros (en un inicio fue Polonia el país que se opuso y, ahora, es Hungría la que plantea problemas para sellar la ratificación), ya que se necesita el consentimiento de los 27 para que salga adelante. La declaración firmada por estos países, que comprenden al 90% del PIB mundial, buscan establecer un nuevo marco para la reforma fiscal internacional. 

El comisario ha especificado que esta normativa "iría más allá", y que tendrá las características clave de una base imponible común simplificada y que asignará los beneficios imponibles entre los estados miembros, disminuyendo así las políticas fiscales dentro del bloque mediante las cuales los países buscan atraer empresas a través de la reducción de impuestos. Los interesados tienen hasta el 26 de enero para presentar alegaciones, ya que ese día termina el periodo de consultas.

Artículos relacionados

La UE adapta la fiscalidad comunitaria a la era verde y digital
La Unión Europea establece un salario mínimo para todos los Estados miembros
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"