martes, 17 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Italia no provocará una crisis del euro, según la OCDE

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría ha reiterado la importancia de atajar el problema de las pensiones para evitar una "generación de viejos pobres"

23 de noviembre de 2018. 13:05h Carmen Muñoz
  • Italia no provocará una crisis del euro, según la OCDE
    Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha lanzado un lanzado un mensaje tranquilizador a Europa, descartando que Italia pueda desencadenar una crisis del euro. En su opinión, se trata de un gobierno nuevo, que no está acostumbrado a la elaboración de presupuestos y, por ello, ha instado a una mayor flexibilidad, pues su elevado endeudamiento público le deja con un margen de maniobra mucho menor. "No va a ser un caso sencillo", ha apostillado.

En un encuentro organizado por Economía Fórum con motivo de su visita a España, el mexicano considera que el Banco Central Europeo (BCE) "tendrá que pensárselo dos veces" antes de llevar a cabo una "normalización" de los tipos de interés si continúa la ralentización de la economía mundial. Si bien asegura que el bono estadounidense se encuentra en niveles "históricamente bajos" una vez que la Reserva Federal ha terminado con su política monetaria expansiva, confía en que el BCE, Banco de Inglaterra y Banco de Japón sigan dicha trayectoria.

Al ser preguntado por Gilbraltar, precisa que no fue lo suficientemente consultado entre las autoridades que negociaban el acuerdo con las españolas y que "habría que darle espacio a España". Gurría ha confesado sentir el tema del Brexit como algo "personal" y contra el que mostró su negativa por el coste que supone en términos de productividad, inversiones e incertidumbre, además del coste que conlleva para las familias y que seguirá acumulando. "Tuve razón, pero me quedé corto", ha recalcado. En cualquier caso, Reino Unido se integra dentro de la OCDE y como líder de la organización está dispuesto a cooperar con el país británico a llevar a cabo un proceso de ruptura lo más "eficiente" posible.

PENSIONES

De manera paralela, Gurría también ha repasado algunos asuntos mencionados el pasado jueves durante la presentación del informe sobre la economía de España. En este sentido, el máximo responsable del organismo ha mostrado una actitud tajante: "Corremos el riesgo de tener una generación de viejos pobres", ha subrayado en alusión a la problemática que genera el sistema de pensiones en este país.

"España ha demostrado que tiene la voluntad, el talento y la capacidad de diálogo para poder encontrar soluciones apropiadas. Yo les digo, adelante con eso", ha remarcado Gurría al tiempo que ha instado a abordar esta "asignatura pendiente".

Para él, la solución pasaría por emular algunos aspectos de los sistemas más adelantados donde la edad de jubilación se encuentra vinculada con la esperanza de vida y compensar así las dificultades que encuentran los fondos de inversión en un escenario de rentabilidades tan bajas. "Cuando el sistema se diseñó, la gente se jubilaba a los 60 años y se moría a los 65", añade.

"ESPAÑA ESTÁ NAVEGANDO MEJOR"

El exsecretario de Asuntos Exteriores en México, también ha aprovechado la ocasión para destacar la "fortaleza" de la economía española y se alinea con la Ministra de Economía, Nadia Calviño, en la puesta en marcha de un "impulso reformista en un modelo inclusivo", poniendo el foco en aquellos que se quedaron atrás durante la crisis económica.

En un contexto donde la economía mundial crecerá medio puntos menos, según la OCDE, desde el organismo inciden en que la economía española se moderará, pero menos que el resto. De hecho, mientras la previsión para Europa se ha recortado en un 0,4%, para España ha sido del 0,2%. "Estamos discutiendo si el déficit va a ser 2,1% o el 1,8% cuando hace seis años era del 10,5%", recalca en alusión a la mejora de la situación.

En esta línea ha felicitado al país por la reducción de su tasa de paro con una creación de medio millón de empleos anuales. "España está inserto en un planeta donde le impactan las cosas que ocurren, pero está navegando mejor".

Respecto a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros, Gurría se ha mostrado a favor de la propuesta, como una medida para no caer en la inestabilidad social, siempre que se mantenga una "dirección razonable". "Cuando Alemania subió el SMI no se destruyó empleo y se creo equilibrio social", concluye.