economia

La banca se resigna a operar con los tipos en negativo

El presidente de la AEB, José María Roldán, cree que la seguridad financiera depende de que las bigtech afronten las mismas exigencias que los bancos

28 DE junio DE 2021. 08:26H Mario Talavera

La banca está protagonizando declaraciones significativas durante esta semana en la que varias de las principales voces se reúnen en Santander. El seminario de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) sirve para medir el contraste entre las percepciones de unos y de otros.

El último en mostrar la suya ha sido José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB). Su sector ha sido parte de la solución durante esta crisis, en la que ha ayudado a canalizar 100.000 millones de euros en préstamos avalados por el Estado. En la crisis anterior, los bancos también fueron protagonistas, pero por tener "pedir un rescate europeo" de 100.000 millones de euros para sanear sus cuentas.

En esta ocasión, "el sector ha sido capaz de ayudar a la economía sin impactar en la estabilidad del mismo". Sin embargo, numerosos periodistas preguntaron a Roldán por la delicada imagen pública del sector, que parece dispuesto a situarse en el punto de mira de forma recurrente. "Estamos dispuestos a evaluar cómo podemos mejorar", responde el representante de la patronal bancaria.

En ese sentido, destaca que los clientes "sigan operando" con los bancos "y no lo hagan con terceros", por lo que desliga la reputación con el día a día, para el que los consumidores siguen confiando en los bancos. Con todo, Roldán recuerda que el sector "ha sufrido unas transformaciones espectaculares" durante este siglo.

De hecho, cada momento no deja de plantear nuevos retos a la banca. El actual tiene que ver con unos tipos de interés en mínimos, incluso negativos, que dificultan la rentabilidad de la banca. En palabras de Roldán, "el ahorro es un sacrificio, elijo no consumir hoy para consumir el día de mañana". En cambio, los tipos de interés actuales "no solo no premian ese sacrificio, sino que lo penalizan".

Por ello, califica como "anómala" la política monetaria actual, si bien se resigna a aceptar que "el contradiós es parte del sistema". "Hace unos pocos años parecía una aberración temporal", dice el presidente de AEB, si bien dice entender "por qué se está haciendo lo que está haciendo" y que desde las autoridades monetarias "han hecho lo que tenían que hacer para impulsar la economía".

Sin embargo, teme que "cuanto más tiempo pasamos en este entorno, más efectos colaterales y más peligros puede haber". En esa línea, Roldán desearía salir "cuanto antes" de ese entorno que puede generar burbujas en activos financieros y reales "muy peligrosas".

Otro de los desafíos que señala la AEB es la competencia de las Bigtech y la creación de un "sistema financiero en la sombra". A una cuestión de DIRIGENTES, Roldán pide que "las actividades que conllevan los mismos riesgos no tienen una regulación equivalente" y eso puede "no acabar bien". De ese modo, apunta a las grandes corporaciones digitales que pueden encontrar negocio en el sector de la intermediación financiera pero con unas exigencias menores que las de los bancos.

"Quiero hacer una llamada a las autoridades para que piensen en términos de seguridad financiera", alerta el presidente de AEB. En su opinión, si no se consigue atajar el peligro se puede terminar en "una situación de inestabilidad financiera y de peor protección para los consumidores" y, en el peor de los casos en una crisis financiera. "Ya me veo yo que el siguiente lío del sistema financiero en la sombra también va a ser problema nuestro", advierte Roldán.

Con respecto a la recuperación económica, la banca cree que su canal de distribución es "imbatible" para colaborar en la distribución de los fondos europeos. En todo caso, se reitera que es una propuesta en la que los bancos serían meros intermediarios y no participarían en la aprobación o rechazo de los proyectos que opten a los fondos. Por último, para Roldán resulta "importante provechar esa recuperación potente para poner en marcha una economía de futuro y con unos empleos distintos".

Roldán (AEB): "La banca europea está en una peor posición que la norteamericana"

Calviño: "La red de seguridad que hemos adoptado ha evitado un escenario catastrófico"

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"