economia

La brecha entre los empleos de alta y baja cualificación se acentúa

A pesar del aumento de la destrucción de los puestos de las personas con poca formación, el temor a perder el propio trabajo disminuye

27 DE abril DE 2021. 08:00H Isabel Garrido

a5de301b5633bd32634e6be0e18afabe.jpg

El terremoto sufrido en la situación del empleo español ha creado una fuerte diferencia entre el estado de los puestos y el nivel de capacitación que exige cada uno. Con el fin de estudiar las oportunidades laborales del mercado, desde el Adecco Group Institute destacan un récord histórico en relación con las tareas de alta cualificación, al haber registrado un aumento generalizado en la proporción de este tipo de trabajos dentro del cómputo global. 

Según detallan desde la entidad, a lo largo del último año, la ocupación se redujo en 14 de las 17 autonomías. Sin embargo, al desglosar la variación en el número de ocupados, se comprueba que, “el 99% de los empleos perdidos es de media o baja cualificación”. Así, una de las principales consecuencias ante esta realidad ha sido el ascenso de los trabajos cualificados hasta llegar al 34,5%, una cantidad que representa un 1,3 puntos porcentuales más que el año anterior, y supone la proporción más alta desde que registran las estadísticas. 

En el conjunto de España, la mayoría de regiones han continuado el patrón destruyendo empleo en ambas categorías. Entre ellas sobresalen Canarias (-15,2% interanual en los de media o baja cualificación y -4% en los de alta) y la Comunidad Valenciana (-4,2% y -1,7%, respectivamente). No obstante, también existen otras donde, a pesar de que las labores de baja formación han seguido cayendo a lo largo de los últimos meses, los ocupados en tareas de alta han crecido.  

Baleares presenta el mayor contraste de todo el territorio nacional, con un descenso de un 15,5% en el empleo de media o baja y un incremento de un 10,6% en los ocupados del lado opuesto. Esta diferencia también está marcada en la región de Murcia, donde se ha registrado una disminución del 5,3% en el caso de media o baja y una subida del 15,4% en el de alta.

En este escenario, también llaman la atención los casos de La Rioja y Extremadura. Mientras que la primera comunidad es la única donde ha aumentado el empleo en ambas categorías (+0,8% interanual en puestos de alta cualificación y +0,1% en los de media o baja), en la segunda se ha destruido en los más cualificados (-8,8%), y se han creado en los restantes (+5,2%).  


Crece la confianza en el empleo propio

Englobados en la coyuntura social actual, el temor a perder el trabajo ha llegado a su valor más bajo desde 2010. Según datos facilitados por Kantar, en el proceso hacia la normalización de la situación se está viendo cómo se ha incrementado el aumento del nivel de confianza en el propio empleo y, cómo el miedo ante los efectos de la crisis de la COVID-19 están poco a poco desapareciendo. 

Tal y como se resalta en la primera edición de 2021 del Informe Perspectivas del Consumidor, ocho de cada diez españoles creen que hay pocas o ninguna posibilidad de que pierdan su puesto en los próximos seis meses. En este sentido, de manera paralela, la percepción de seguridad en los ingresos también está retornando a la normalidad con unos valores similares a los registrados antes de la declaración del estado de alarma: el 62% de los consumidores creen que sus beneficios se mantendrán.  

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"