economia

La cuota de los autónomos se dispara

La subida de las cotizaciones a los autónomos se multiplica hasta por cuatro en los de mayor rendimiento, teniendo que pagar hasta la mitad de los ingresos anuales al Estado

19 DE enero DE 2022. 08:30H Paz Pineda

Un nuevo dilema se presenta para los autónomos. Si se llegara a aprobar la reforma laboral propuesta por la Secretaría de Estado del Ministerio de Seguridad Social, a partir del 2023 los baremos de cotización para autónomos aumentarían considerablemente. Se pretende así establecer un sistema de cotización al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) más equitativa a nivel contributivo que proteja al autónomo durante la profesión e incluso después, pudiendo optar a pensiones y prestaciones.

Según el Pacto de Toledo, esta sería una reforma progresiva hasta el 2031, en el que se habilitaría un incremento en las cuotas de autónomos según los tramos. El nuevo sistema consta de trece tramos en función del rendimiento del trabajador de modo que va desde los 90 euros al mes para autónomos que menos ingresen, hasta los que coticen el máximo que deberán pagar más de 1.260 euros mensuales.

En base a estos tramos, aquellos autónomos que en el próximo año ingresen menos de 600 euros mensuales pasarían a pagar 281,52 euros (actualmente 294) frente a los que ganen entre 1.125 y 4.050 euros al mes, tendrán que asumir una cuota de 351 euros. Estas cuotas se mantendrían durante los próximos nueve años cuando, a partir del cual, asimilado todo este proceso, el trabajador vería reducido su aportación hasta los 183,6 y 1.266,6 euros mensuales para los ingresos mínimos y máximos respectivamente. 

Propuesta Tramos de Cotización RETA diseñada por UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos)

Trabajar más y ganar menos

El futuro para los trabajadores por cuenta propia se presenta complicado. Con la nueva propuesta del Ejecutivo, un autónomo que ganara más de 900 euros sería considerado entre los niveles más altos de cotización. Todo ello sumado a los impuestos a la Seguridad Social, el IRPF, demás obligaciones (tributarias, fiscales, sociales…), además de los gastos propios de la actividad, como alquiler o facturas. Se estaría hablando de que la persona perteneciente a la RETA tendría que pagar al Estado, prácticamente, la mitad de sus ingresos.

En el caso además de ser autónomos societario, habría que añadir el aumento del SMI (salario mínimo interprofesional) de sus trabajadores que desde finales del 2021 se hizo efectivo, que además, tal y como ha expresado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, seguirán incrementando en este nuevo año hasta alcanzar el sueldo medio de 1.049 euros, sin contar con las pagas extras.

José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, ve esta propuesta como una solución a la protección de las pensiones de los autónomos, que pasarían a cobrar más con estas nuevas medidas. Asegura, además, que la diferencia salarial entre trabajadores por cuenta ajena y propia es del 70%, baremo que se vería muy beneficiado para los autónomos.

La propuesta no ha sido bien aceptada en todas las asociaciones de autónomos y, aunque aún se están estudiando posibles ajustes, esta medida podría suponer el fin de muchos de los negocios rentados por trabajadores por cuenta propia de nuestro país. De ser así, ¿compensaría a este sector trabajar más con estas nuevas condiciones?

Impuestos: los que suben en 2022 y Campaña de la Renta 2021

La luz y la subida del SMI ponen en riesgo la mejora del empleo

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"