martes, 23 julio 2019
ZONA PREMIUM
Economía

La demanda mundial de carbón seguirá estable, con China e India a la cabeza

La demanda de carbón aumenta en gran parte de Asia, con tasas de crecimiento de un 3,9% en el caso de India, mientras que en Estados Unidos y Europa su consumo se declina

28 de diciembre de 2018. 00:00h Manuel Gutiérrez
  • La demanda mundial de carbón seguirá estable, con China e India a la cabeza

Los esfuerzos en materia medioambiental parecen ser insuficientes. La disminución de los costos de las energías renovables o los abundantes suministros de gas natural no han impedido que la demanda de carbón se mantenga estable por cinco años más. Es más, algunos países llegarán a cifrás récord, tal y como se desprende del último informe elaborado por la Agencia Internacional de Energía (AIE), Carbón 2018.

La batalla por reducir la energía proveniente de este combustible fósil tiene varias aristas: "Esta es la historia de dos mundos con políticas de acción climática y fuerzas económicas que llevan al cierre de las centrales eléctricas de carbón en algunos países, mientras que sigue desempeñando un papel importante para garantizar el acceso a energía asequible en otros", cuenta Keisuke Sadamori, Director de Mercados Energéticos y Seguridad en la AIE.

La clave está en que muchas regiones vinculan directamente el uso de esta fuente de energía con la seguridad energética y el desarrollo económico. Y esto está ocurriendo, sobre todo, en países asiáticos.

Indonesia, Vietnam, Filipinas, Malasia y Pakistán son algunos de los países en los que se prevé un aumento significativo en el uso de carbón. Pero la subida récord la hará India. El país asiático cuenta con una tasa de crecimiento del 3,9% por año, debido a su asequibilidad y disponibilidad.

China, por su parte, representa casi la mitad del consumo de este combustible fósil a nivel mundial . Y ocupa casi el 15% de la energía primaria global de carbón, la más grande del mundo. Esto es así hasta el punto de que "los desarrollos en el sector del carbón chino tienen el potencial de afectar a los precios del carbón, el gas y la electricidad de todos los países, por ejemplo, mediante la sustitución entre combustibles o arbitraje regional", cuentan desde IAE.

"UN PLANETA, DOS MUNDOS DEL CARBÓN"

El repunte de Asia contrasta con la disminución de EEUU y Europa. O al menos, con parte de esta última. Y es que desde la AIE diferencian las estrategias de uso del carbón en dos grupos: el este y oeste de Europa.

Los Veintiocho están llevando tres planes de acción para recucir el consumo de carbón: acción sobre el cambio climático, incluso a través del Sistema de Comercio de Emisiones; acción sobre la contaminación del aire; y, en la mayoría de los países de Europa occidental, acciones para eliminar específicamente la generación de energía a base de carbón. La mayoría de países de Europa Occidental, como Francia o Suiza, están aplicando estas medidas.

Por el contrario, en la parte oriental de Europa no se han anunciado políticas a favor del Medio Ambiente en esta materia. Así, numerosas centrales eléctricas de carbón se están construyendo actualmente en países como Grecia o Polonia.