sábado, 23 marzo 2019
ZONA PREMIUM
Economía

La incertidumbre política se traslada a las empresas: crearán menos puestos de trabajo

El ritmo de creación de empleo será de 404.000 personas este 2019, frente a los 476.000 nuevos puestos en 2018

10 de enero de 2019. 14:17h Carmen Muñoz
  • Shutterstock

Inmigrantes, mujeres y con un nivel de estudio medio/alto. Este será el perfil con mayor probabilidad de conseguir un puesto de trabajo durante los próximos dos años en España. Con la ralentización de la economía como termómetro, la creación de empleo se mantendrá en ascenso durante el período 2019-2020, pero lo hará a un ritmo menor que en los ejercicios precedentes.

Si desde que la recuperación económica comenzara a vislumbrarse a finales de 2013, el empleo laboral ha registrado más de tres millones de nuevos puestos que se traducen en tasas anuales que rondan las 500.000 personas, todo parece indicar que este año cambiará la tendencia.

Según se desprende del índice ManpowerGroup sobre las 'Previsiones de crecimiento del empleo 2019-2020', el número de puestos de trabajo estimado será de 404.000 personas en 2019, para reducirse hasta las 346.000 en 2020, con crecimientos anuales del 2,1% y del 1,8%, respectivamente.

Eso sí, vendrá acompañado de una mejora de la calidad como, por ejemplo, avances en la jornada completa, el crecimiento del asalariado frente al autónomo o la caída del subempleo, tal y como apunta el catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid y autor del estudio, Josep Oliver.

Así, según los cálculos reflejados en dicho estudio, entre 2014 y 2020 se habrían creado unos tres millones de trabajos nuevos, por lo que únicamente quedaría por recuperar alrededor del 3% del empleo perdido en la crisis.

"Podemos estar orgullosos porque aunque representemos únicamente el 12% del empleo de la eurozona, entre 2017 y 2018 generamos cerca del 25% de la ocupación", señala el Regional Managing Director de la región Mediterránea de ManpowerGroup, Raúl Grijalba, quien también alerta de algunas amenazas como la inestabilidad política, que pueden desembocar en una situación de "incertidumbre prolongada" y afectar así a la actividad económica en su conjunto.

Analizando por sectores, de los 750.000 nuevos puestos, alrededor de 551.000 corresponderían a servicios, unos 127.000 a la industria y 60.000 a la construcción, lo que sugiere el fuerte peso que desempeña el terciario dentro de la fuerza laboral española. De hecho, cuando termine la década, tres de cada cuatro puestos provendrán de este último sector y más del 16% se encontrarán relacionados con los servicios a las empresas y las exportaciones ligadas a logística, transporte, consultoría y tecnología.

Reflejando la continuidad del envejecimiento de la población, los expertos indican que el empleo aumentará sensiblemente más en inmigrantes que en nativos, sobre todo entre aquellos que superan los 35 o más años. Y además, los expertos indican que el empleo femenino será un 2,8% superior con respecto a los hombres en términos relativos medios, especialmente en aquellos segmentos con niveles de estudio medio y alto. En este caso crece más de un 3%.