economia

La industria aeronáutica suaviza su aterrizaje por la crisis

El presidente de Airbus España defiende el papel del fabricante en "la peor crisis del sector aeroespacial comercial"

24 DE febrero DE 2021. 08:43H Dirigentes

Es un hecho que la movilidad de los ciudadanos de a pie ha estado sujeta a la evolución de la pandemia. Desde principios de 2020, la prudencia ha aconsejado no visitar los aeropuertos, pero con la explosión del virus en Europa las restricciones lo han impedido. Así, no hay demanda de vuelos ni tampoco de aviones comerciales.

"Hemos reducido en un 40% la producción de aviones civiles en un año", reconoce el presidente de Airbus España en un evento online. Alberto Gutiérrez señala que esta es "la peor crisis del sector aeroespacial comercial desde sus inicios" y, aun así, da a entender que en esta multinacional europea se sienten aliviados por tener que haber recortado "solo" 1.700 empleos en sus fábricas en España.

En parte, la demanda de los gobiernos representan el punto de apoyo de Airbus. En el caso de España, la demanda que corresponde a Defensa alcanza el 60%. "Eso nos ha permitido resistir", clarifica Gutiérrez. Por tanto, el dirigente de Airbus señala sin dudas al sector comercial, de donde proceden "las malas noticias".

Desde su punto de vista, "la buena noticia es que la crisis es temporal y que el sector de Defensa está tirando de la demanda". De ese modo, percibe el futuro con optimismo, dado que se ha reiterado la intención de los principales socios europeos por centralizar las actividades de Defensa desde el prisma comunitario, de manera que se establezca un organismo común.

En ese propósito figuran distintos desarrollos que tendrían a Airbus como punta de lanza. De esos desarrollos, Gutiérrez menciona los drones y los satélites. En esa línea, destaca que la compañía se encuentra invirtiendo en esas tecnologías de futuro, así como en la eficiencia que permita fabricar esos dispositivos en Europa.

Para ello, el dirigente de la aeronáutica aplaude la "apuesta decidida" que han hecho varios países miembros para fortalecer la fabricación de naves, y a Airbus en concreto. "Airbus ha demostrado que cuando varios se ponen de acuerdo para ir juntos las cosas van bien", medita Gutiérrez. No obstante, advierte de que los socios europeos deben evitar las suspicacias entre ellos y hacer frente común para enfrentar "la competencia" que se encuentra "a derecha e izquierda", en referencia a Estados Unidos y China.

En cuanto a la vertiente comercial, el presidente de Airbus ha repetido que esta es la "crisis más importante en toda su historia". De ese modo, disculpa las salidas de personal que la empresa ha tenido que poner en marcha. "Seguimos buscando alternativas y no está descartado un plan social más importante de despidos forzosos", admite, si bien avisa de que los despidos serían la última opción.

"Hay plantas que tienen trabajo y estamos favoreciendo la movilidad de manera que podamos minimizar el impacto en el empleo", explica. En particular, Airbus mira la Bahía de Cádiz, una zona especialmente "deprimida", según la define Gutiérrez. Sin embargo, eso no disminuye las intenciones de la empresa por cerrar la fábrica de Puerto Real, de modo que solo restaría la de Puerto de Santa María, dedicada a la fabricación de Defensa.


Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"