economia

La industria del futuro está cada vez más cerca

Introducir un concepto como el de la Industria 5.0 no repercute en dejar de lado la Industria 4.0 o Smart Manufacturing

18 DE junio DE 2019. 14:48H Alexandra Gheorghiu

shutterstock-620142512_41-169568_20190624172558.jpg

Desde la década de los años sesenta el uso de los robots en las industrias ha ido en aumento, pero en ese momento, en la tercera revolución industrial, se utilizaban principalmente en el sector automóvil para soldar las carrocerías de los vehículos.

Con el paso de los años se comenzaron a introducir en otras áreas como la logística y las industrias médicas y alimentarias. Fue en el año 2006 cuando estos robots se utilizaron cada vez más fuera de la indutria automotriz. Así lo explica el CTO y Cofundador de Universal Robots, Esben Østergaard, en Welcome to Industry 5.0 – The “human touch” revolution is now under way.

Hoy en día, los robots se emplean en muchos ámbitos, tanto en grandes organizaciones como en pymes. Actualmente nos encontramos en pleno despliegue de la Industria 4.0, impulsada por tecnologías como el Big Data, el Internet de las Cosas y la Intelligent Automation.

Ahora la tendencia es volver a poner en el centro de la producción al ser humano con la ayuda de los robots colaborativos. Este hecho plantea lo que será la próxima revolución, la Industria 5.0. Pero, teniendo en cuenta que, por el momento, las soluciones englobadas en la industria 4.0 se están implantando ahora en las fábricas y en los diferentes sistemas de automatización de nuestro entorno en general, ¿es muy pronto para hablar de este cambio?

La industria del futuro está cada vez más cerca

Introducir un concepto como es el de Industria 5.0 no repercute en dejar de lado la Industria 4.0 o Smart Manufacturing. De hecho, como ha indicado a DIRIGENTES el Business Unit Director de Oasys, David Revilla, “su aparición es más la tendencia de saber hacia dónde van a ir nuestras industrias, pero sin perder de vista que estamos todavía en un proceso de implantar la industria 4.0” y añade que probablemente aún sea pronto para decir que ya esté llegando.

La industria 5.0 viene de la mano de la robótica colaborativa -cobots-, la Inteligencia Artificial y el machine learning. Con la llegada de la fábrica inteligente o digital se comenzó a eliminar el papel y todo aquello que fuese manual. La ventaja que introduce la industria 5.0, según Revilla, es “el uso con algorítmica inteligente de los datos que en la industria 4.0 vamos a aportar en formato digital".

De hecho, establecer una distinción de ambos conceptos no implica su separación. No hablamos de un punto final sino de una continuación. Es decir, “no son contradictorias sino que hablamos de un avance, una evolución sobre la 4.0 sin que tenga que diluirla o eliminarla”, destacó.

La industria del futuro: referirse a ella de esta manera puede parecer ciencia-ficción, pero desde Oasys, que se especializa en automatización industrial, se han dado cuenta de que “la fábrica del futuro va a ser digital, flexible por tener todos sus sistemas absolutamente conectados, en la nube, obteniendo en tiempo real información de qué está ocurriendo y analizarla para optimizar los procesos”. Asimismo, subraya que las empresas que no se hayan adaptado a esta situación se quedarán fuera y perderán competitividad. En definitiva, “la industria del futuro va a ser digital sí o sí, no va a haber opción para que nadie puede estar fuera de la industria 4.0 y después de la 5.0. No va a poder tener un cliente una fábrica manual o una fábrica con papeles como ocurre en la mayoría de las industrias de nuestro país”, puntualizó Revilla.

La industria del futuro está cada vez más cerca

Hablar de fábricas del futuro no implica lejanía sino que es un concepto cada vez más cercano. De hecho, David Revilla estableció que en los siguientes 4 o 5 años “eso que nosotros llamamos la fábrica del futuro, serán las mismas máquinas que ahora podemos encontrar pero más conectadas”.

Y en este contexto, sabiendo que la industria 5.0 vendrá de la mano de la robótica colaborativa, ¿cuál será el papel que ocuparán los humanos? Pese a que siempre ha existido el miedo de que el robot desplace al humano haciendo desaparecer muchos puestos de trabajo, los que trabajan en el sector piensan lo contrario, que su rol “va a quedar en aquellas tareas de más valor añadido y aquellas tareas más repetitivas, más manuales es donde va a aparecer la máquina o el robot autónomo”, dice Revilla.

La Industria 5.0 y los cobots aportarán un “avance altamente positivo en cuanto a calidad y seguridad que le podemos dar al trabajador, por tanto, la máquina va a estar en muy poco tiempo al lado del humano sin que eso sea peyorativo sin quitar espacio al humano”, concluye.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"