economia

La industria juguetera, pendiente de los Reyes Magos

El 50% de las ventas del sector se producen en diciembre, aunque se espera que los regalos para niños no compensarán la debacle del segundo trimestre

05 DE enero DE 2021. 08:45H Mario Talavera

f2ee29343c3f18621ff00ae40889f647.jpg

Los Reyes Magos tienen por costumbre despistarse durante todo el año y acordarse al final de todos los juguetes que los niños esperan con ilusión. Por eso, según un estudio de Acierto.com, el 90% las ventas de regalos se producen en noviembre y diciembre. De hecho, en lo que concierne únicamente a los juguetes, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes calcula que el 50% se venden en diciembre, justo cuando los Magos de Oriente están a punto de llevarlos a su destino.

Sin embargo, desde que la pandemia hizo su aparición todas las costumbres han dado un importante vuelco. La anticipación era uno de los secretos de los Reyes para que cada niño tuviera su juguete en casa el 6 de enero. Este 2020, en cambio, las ventas en noviembre se redujeron un 12% con respecto al mismo mes del año anterior, lo que indica que no han aprovechado las ofertas del Black Friday tanto como otros años para comprar juguetes.

Lo que sí han aprendido Sus Majestades es que pueden ahorrarse la visita a las tiendas para hacerse con los regalos. Dos de cada tres regalos se adquieren por medio de las tiendas online, en una tendencia que protagonizan, sobre todo, los jóvenes. El proceso es el siguiente: el 93% de los consumidores comparan precios en internet. Después, dos de cada tres se deciden a comprar por internet, mientras que una pequeña minoría acaba optando por finalizar la compra por teléfono, o bien, descarta el producto.

José Antonio Pastor, presidente de la AEFJ, certifica que las compras por internet van ganando peso en la industria juguetera. En 2019, el porcentaje de ventas de juguetes por internet alcanzó el 22% del total, mientras que en 2020 se espera que se acerque al 40%. Eso requiere una adaptación de las capacidades del sector para alcanzar la omnicanalidad, la posibilidad de llegar al público por medio de todos los canales posibles.

De hecho, estas capacidades son especialmente importantes para los fabricantes españoles, ya que dedican el 40% de su producción a la exportación. Las restricciones por las pandemias apenas han afectado a mercados como el británico, el estadounidense o el alemán, cosa que sí ha ocurrido en España, muy dependiente todavía de las ventas en establecimientos físicos. La idea, dice Pastor, es que "van a tener que convivir lo digital y lo físico", ya que "el juego es una experiencia física".

En todo caso, el objetivo es que los juguetes lleguen puntuales. Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com, subraya la necesidad de que los canales de distribución sean rápidos: "La distribución de las compras online en el periodo navideño debe serlo también. Un canal de venta eficiente es crucial en el proceso".

Lo que también deben considerar los Monarcas al comprar por internet es que las falsificaciones son más frecuentes en este canal. Así, el 55% de los compradores por internet han recibido juguetes falsos. En ese sentido, destaca que el 43% de los compradores confían ciegamente en que los productos de las tiendas online son auténticos.

RentaMarkets: "Es interesante apostar por compañías que se van a beneficiar de la reapertura"