economia

"La logística es fundamental para que la economía de cualquier país funcione"

Entrevista al director general de Supply Chain para Iberia de XPO Logistics, Rui Marques

14 DE julio DE 2020. 08:30H Alexandra Gheorghiu

37f399537738c0df5dca48d9c597a44d.jpg

El sector logístico, considerado como esencial, ha tenido que luchar contra el temor a un desabastecimiento por parte de los españoles durante los primeros días del confinamiento y redoblar sus esfuerzos para que esto no ocurriese. Un trabajo que ha dado sus frutos tanto en este aspecto como en la tarea de afrontar el aumento significativo del negocio del comercio electrónico en poco tiempo. De hecho, el e-commerce continuará consolidándose e impulsando a este sector durante los próximos meses. Un tema que repercute en que las empresas van a tener que adaptarse con celeridad a esta nueva normalidad.  

El director general de Supply Chain para Iberia de XPO Logistics, Rui Marques, cuenta en una entrevista a este medio cómo está afrontando la logística el presente y con qué ojos miran hacia el futuro en el que la digitalización es cada vez más necesaria para sobrevivir. 

"La digitalización y la automatización son el futuro del sector logístico"

¿De qué forma se ha podido reafirmar el peso de esta actividad económica en este contexto?

El sector logístico es fundamental para que la economía de cualquier país funcione. Se ha comprobado durante la pandemia, pero ya era algo evidente antes de la crisis. La prueba está en el reconocimiento que los empleados del sector han recibido durante los momentos más duros del confinamiento.

Quiero reconocer el compromiso mostrado por parte de todos los empleados de XPO durante la pandemia. En un periodo en el que nadie podía salir de casa, ellos han formado parte de ese colectivo de trabajadores imprescindible. Sin su dedicación la recuperación no habría sido tan rápida.

¿El coronavirus ha afectado a las previsiones de la actividad logística en 2020?

La COVID-19 ha tenido un impacto desigual en función de los sectores. Algunos, como el turismo, la restauración o la automoción han sufrido las consecuencias de tener que cerrar durante varios meses. Otros, en cambio, se han consolidado y han afrontado mucho mejor los embates del coronavirus. En este sentido, las compañías que, como XPO, cuenten con una cartera de clientes muy diversificada y tengan al e-commerce como uno de los ejes del negocio, saldrán adelante más fácilmente.

No obstante, debemos ser conscientes de que la recuperación de la economía va a ser lenta en lo que queda de año e inicios del que viene. Vamos a tener que estar muy pendientes de los posibles rebrotes que se puedan producir en otoño. La lección que hemos aprendido de la primera ola de la COVID-19 es que, en situaciones muy adversas, la logística ha respondido adecuadamente y va a ser capaz de estar a la altura si se la somete de nuevo a un gran estrés.

Las cadenas de suministro se volverán más resistentes ante las interrupciones. Y la tecnología tendrá un papel fundamental en la gestión de los rebrotes. La inteligencia artificial hará que se comparta más información y seremos capaces entre todos de detectar las pandemias y los desastres naturales con mucha antelación.

¿Cuáles son las claves para aminorar los efectos del impacto de la crisis?

Uno de los elementos imprescindibles para evitar los estragos de una crisis es la anticipación. Leer y detectar antes que nadie lo que va a suceder y ser capaz de prepararse en consecuencia. Para ello, las empresas deben invertir en tecnología. La digitalización y la automatización son el futuro del sector logístico y todas aquellas compañías que no lo tengan asumido corren el riesgo de quedarse por el camino. La tecnología está en el ADN de XPO y cada año invertimos unos 500 millones de euros en este ámbito.

A modo de ejemplo, el análisis predictivo de datos nos ha ayudado a interpretar el gran volumen de demanda que se avecinaba. Una información especialmente importante en el abastecimiento de los supermercados. Si no se hubieran interpretado bien los datos en su momento, muy probablemente se habrían producido roturas de stock en estos espacios.

¿Cuáles serán los próximos pasos que darán las empresas del sector en la nueva normalidad?

Para afrontar el periodo conocido como nueva normalidad, las compañías del sector tienen que reforzarse con la última tecnología para ser capaces de ofrecer valor añadido a sus clientes. La innovación marca la diferencia en el sector. 

En XPO contamos con herramientas que nos han ayudado a gestionar la pandemia y que serán fundamentales para mantener la actividad económica durante la nueva normalidad. A modo de ejemplo, integramos recientemente un robot industrial “Rsorter” a un sorter convencional que nos ha permitido ampliar y garantizar nuestro volumen y nivel de preparación de pedidos en más de un 15%. Otro de los aspectos clave durante la nueva normalidad va a ser aprender a convivir con las nuevas medidas de protección sanitaria. Respetar la distancia social, usar constantemente gel hidroalcohólico y llevar mascarilla. 

¿Qué prioridades tiene el sector de cara a los próximos meses?

El sector logístico debe seguir teniendo como prioridades anticiparse a los nuevos modelos de consumo y solventar las barreras en la distribución urbana para ejercer como una herramienta ágil, de competitividad e integración entre los diferentes actores de la cadena de suministro. Es decir, estar plenamente conectados en tiempo real, si es posible, con clientes, proveedores y socios industriales para poder afrontar con las máximas garantías y la información adecuada los cambios en los hábitos de consumo o nuevas restricciones.

¿El coronavirus ha acelerado la transformación digital de la logística? ¿Qué papel jugará la digitalización de la cadena de suministro?

La COVID-19 ha servido de revulsivo para impulsar de forma definitiva la transformación digital en el sector. Cada vez es más habitual el uso de robots colaborativos que nos ayudan a gestionar los picos de demanda. Además de estos cobots, en XPO contamos con el sistema Visual Check, que utiliza visión artificial para controlar los procesos de inventario, y facilita una rápida gestión de incidentes.

Estos sistemas hacen que la cadena de suministro sea más eficiente, que se reduzcan los accidentes laborales y, en definitiva, que aumente la productividad de los empleados en aquellas tareas en las que pueden aportar todo su conocimiento y valor añadido. Conceptos clave para gestionar altos volúmenes de demanda de la mano de la tecnología.

Desde XPO Logistics, ¿qué escenarios o cambios consideran que encontraremos en la logística en España el día después?

A día de hoy millones de consumidores se han acostumbrado a comprar por Internet. Ya no necesitan salir de casa para adquirir alimentos, artículos del hogar, productos de belleza, muebles, herramientas de bricolaje, etc. Diversas fuentes, como por ejemplo Statista, prevén un crecimiento del e-commerce superior al 11% para 2020 y 2021, lo que estimulará todavía más la demanda de la logística del comercio electrónico, la distribución omnicanal, la logística inversa y la distribución de la última milla especializada para productos pesados y voluminosos, de la que somos líderes en España. Por tanto, el futuro de las empresas del sector pasa por reforzar definitivamente todos estos aspectos para ser realmente competitivos.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”