economia

La pandemia destruye más de 622.000 empleos en España

Casi el 10% de los ocupados trabajaron desde su propio domicilio en el cuarto trimestre, según la EPA

28 DE enero DE 2021. 14:52H Dirigentes

La propagación del coronavirus a nivel mundial sacude con fuerza el mercado laboral español. El año 2020 se saldó con 622.600 (-3,1%) ocupados menos, mientras que el número de desempleados sube en 527.900 personas (+16,54%) en los últimos doce meses. En ambos casos se trata del peor dato anual registrado desde 2012. 

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el INE, la tasa de paro se sitúa en el 16,13%. Si bien esta cifra se reduce 13 centésimas con respecto al trimestre anterior, en términos interanuales sube 2,35 puntos. Hay que remontarse al año 2017 para encontrar una cifra similar, cuando alcanzó el 16,55%. Cabe destacar que esta cifra excluye a las personas afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), ya que la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA los considera ocupados. 

En este sentido, el ejercicio cerró con un total de 3.719.800 parados y un total de 19.344.300 ocupados. Estas cifras se alcanzaron tras un cuarto trimestre en el que el paro se redujo en 3.100 personas (-0,08) y la ocupación aumentó en 167.400 personas (+0,87%). En conjunto, la paralización de la actividad como consecuencia de la COVID-19 rompe con la tendencia alcista de los últimos seis años de creación de empleo y siete de bajadas del desempleo. 

El ejercicio ha estado marcado por la desigual evolución del empleo. Así mientras que la empresa privada se ha desangrado con la pérdida de 748.400 puestos de trabajo en los últimos doce meses y una contracción anual de 4,48%, la contratación pública ha aumentado en 125.800 personas, con un avance del 3,87%. Con todo ello, 2020 terminó con 3.379.100 trabajadores en las administraciones públicas. La segunda mitad del año, que coincide con el final del confinamiento domiciliario de primavera, se recuperó el 55% del empleo destruido en la primera parte del año. 

Aunque la ocupación ha aumentado en todos los sectores entre octubre y diciembre, al hacer el cómputo anual el saldo es negativo. Servicios encabeza la sangría con 537.100 personas menos, seguido de industria (-70.100), agricultura (-11.800) y construcción (-3.700). 

Este torbellino se ha traducido en un empeoramiento de la situación económica de las familias. Casi 1,2 millones de hogares tiene a todos sus miembros en paro, con un aumento de 24.300 desde el pasado mes de octubre.

Artículos relacionados

Condicionantes de la recuperación económica
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"