economia

La COVID-19 destruye más de un millón de empleos

El estado de alarma hunde la ocupación en el peor trimestre de toda la serie histórica

28 DE julio DE 2020. 10:32H Carmen Muñoz

e6c6aab6ca5857be84a99790bd42699b.jpg

El confinamiento en los hogares derivado de la pandemia ha provocado una destrucción de empleo sin precedentes. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el INE, la ocupación se ha reducido en 1.074.000 millones de personas durante el segundo trimestre del año. Debe tenerse en cuenta que esta cifra no incluye a los más de tres millones de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) contabilizados el pasado mes de abril, pues a efectos estadísticos se consideran ocupados al mantener su empleo en suspenso.

En esta línea, el número de parados ha alcanzado los 3,38 millones de personas. De esta cantidad, 55.000 personas se han apuntado en los últimos tres meses, hasta situar la tasa de paro en el 15,33%. Esto supone 92 centésimas más que en el trimestre anterior y un aumento de 1,3 puntos. Este ligero repunte se explica por el efecto ERTE y porque más de 1,062 millones de personas han sido catalogadas como inactivas. “Hay que tener en cuenta que no todos los que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados según la definición de la OIT”, puntualizan desde el INE.

En este sentido, desde el organismo estadístico achacan el aumento de la inactividad al confinamiento y al cierre de empresas que han impedido que 1,62 millones de personas busquen empleo a pesar de estar disponibles para trabajar. Esto supone un incremento de 843.000 personas en comparación con el trimestre anterior.

Con todo ello, la cantidad de ocupados que han trabajado en el segundo trimestre se ha reducido a 13.901.000, esto es el 35,14% de la población por encima de 16 años.

Esta caída del empleo se produce en un trimestre en el que tradicionalmente se crean nuevos puestos de trabajo. De hecho, solamente se había producido destrucción de empleo entre los meses de abril y julio en 2009 y 2012. Hay que remontarse a 2012 para encontrar un segundo trimestre similar, cuando el desempleo subió en más de 63.000 personas. 

Entre abril y junio, la ocupación ha descendido en todos los sectores, con Servicios a la cabeza (-816.900), Industria (-127.000), Construcción (-108.700) y Agricultura (-21.400).

Por zonas, la bajada de la ocupación se ha producido en todas las comunidades autónomas excepto en Islas Baleares, donde ha experimentado un crecimiento de 9.200 personas. Los mayores descensos se han dado en Cataluña (-223.700), Andalucía (-198.100) y Comunidad de Madrid (-184.400).

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”