economia

La tercera ola de COVID-19 destruye 137.500 empleos en el primer trimestre

La tasa de paro se mantiene en el 16%, hasta los 3,65 millones de parados, según la EPA

29 DE abril DE 2021. 12:48H Dirigentes

531380378e2e8777620a17054b5b023f.jpg

El mercado laboral pierde 137.500 trabajadores entre enero y marzo de este año, la mitad de la caída registrada en el primer trimestre del ejercicio anterior (285.600), momento en que comenzó la crisis sanitaria, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el INE. De este modo, el número de ocupados se sitúa en las 19.206.800 personas, un 0,71% menos que al cierre de 2020, influido por el aumento de las restricciones a causa de la tercera ola de contagios. En el último año, la pandemia se ha llevado por delante 474.500 empleos. 

El documento recoge una evolución del número de ocupados a dos velocidades, con un aumento de la contratación en 18.300 personas en el ámbito público (+149.400 en los últimos doce meses) y una reducción de 155.800 en el privado (-623.900 interanual). 

Tradicionalmente, el primer trimestre del año suele ser negativo en cuanto al empleo. De hecho, en los últimos 14 años siempre ha registrado caídas al término de marzo. En los tres primeros meses de 2019 el recorte fue de 93.400 empleos.

Por zonas, los mayores incrementos del empleo se dan en la Comunidad de Madrid, que suma 40.400, seguida de Cataluña (+33.300). En la banda contraria se encuentran Comunidad Valenciana (-40.200), Andalucía (-30.800) e Islas Canarias (-27.400). En el último año, la ocupación ha crecido en Castilla-La Mancha (+13.200) y Región de Murcia (+8.100), mientras que las mayores bajadas se registran en Islas Canarias (-130.200), Comunidad Valenciana (-80.500) y Cataluña (-77.300). 

Por su parte, el paro baja en 65.800 personas, con una variación negativa del 1,77%, hasta los 3,65 millones de desempleados. Así, la tasa de paro se ha estancado en el 15,98%, lo que supone 14 centésimas menos con respecto a diciembre de 2020, pero 1,58 puntos mayor que hace un año. Estas cifras no incluyen las 1,096 millones de personas que no han podido buscar un puesto a pesar de estar disponibles para trabajar a causa de la pandemia. El organismo estadístico no las contabiliza como desempleados al no cumplir todas las condiciones que la definición de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) “exige para ser clasificado como parado”. 

En conjunto, la tasa de actividad se ha reducido medio punto, hasta el 57,69% entre enero y marzo, que se traduce en 203.400 personas menos. En el conjunto de los doce meses, la población activa se ha reducido en 133.500 personas. 

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"