economia

Las empresas familiares quieren liderar el cambio

Más del 64% de los encuestados españoles indica haber contratado nuevos empleados en el último año

14 DE noviembre DE 2018. 13:15H Europa

shutterstock-630695480_97265_20181116123726.jpg

Las empresas familiares españolas miran con optimismo hacia el futuro al tiempo que mantienen su deseo de crecer a largo plazo. En este sentido, el entorno económico relativamente favorable está animando a aumentar la confianza en la situación económica de sus negocios de cara a los próximos años de alrededor del 80% de las empresas familiares españolas y del 73% en el caso de las europeas.

Esta consolidación de su confianza les lleva a tomar decisiones estratégicas que les permita continuar creciendo. Una de las más destacables es la relacionada con las ampliaciones de plantilla. Tanto es así que más del 64% de los encuestados españoles indica haber contratado nuevos empleados en el último año, un 5% superior en comparación a los que lo hicieron en 2017. Así lo reflejan los datos publicados en la séptima edición del “Barómetro de la empresa familiar” elaborado por KPMG.

"La empresa familiar resiste y crece en el entorno a pesar de los avatares de la economía y la política. El convencimiento del empresario y la fortaleza del mercado son factores que propugnan el crecimiento de la empresa familiar", manifestó el presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Navarra y director de Grupo Unsain, Francisco Esparza Unsain.

INNOVACIÓN

Uno de los aspectos destacados del informe es que, pese a que la rentabilidad continúa siendo la prioridad de las empresas familiares europeas, hay un creciente protagonismo de la innovación. La rápida evolución de la tecnología lleva a las empresas a adaptarse a las nuevas condiciones del mercado para no quedarse atrás. Pese a que la transformación digital no es un fenómeno nuevo para las empresas familiares, están invirtiendo sus esfuerzos en este apartado. El 32% de los encuestados españoles la ven como una prioridad urgente y el 85% invertirá en este sector y en tecnología.

TALENTO Y COMPETITIVIDAD

La confianza en su futuro se ha consolidado, no obstante, se enfrentan a determinados retos. Uno de ellos es, como indican en el Barómetro, la "disputa por el talento". Ha sido identificado como una de las principales preocupaciones por la competencia con las grandes empresas. Con el objetivo de gestionar los retos sin perder competitividad, se hace necesario contar con empleados con mayores habilidades y es por ello que las empresas familiares adoptan medidas para atraer a estos profesionales con incentivos, prestaciones, etc. En definitiva, quieren poner en valor aspectos como la confianza, la marca y la cultura corporativa única que supone el hecho de ser una empresa de origen familiar.

Por otro lado, la incertidumbre política, por ejemplo con el Brexit, está lastrando ligeramente la actividad internacional de estas empresas. En base a lo señalado en el informen, en el caso de España, ha descendido un 5% (respecto al año anterior) el número de dirigentes españoles que han incrementado su actividad exterior. Donde sí se nota más este descenso en el nivel de confianza es en las empresas británicas el cual ha pasado de un 83% en 2017 al 68% en el presente año.

¿CUÁLES SON LAS PREOCUPACIONES QUE LAS EMPRESAS FAMILIARES ESTÁN AFRONTANDO ACTUALMENTE?

Tal y como se ha mencionado anteriormente, el descenso de la rentabilidad del negocio es la principal preocupación (42%), seguida por la difícil búsqueda detalento para el 38% de los encuestados y la incertidumbre política (35%).

Una mayor competencia continúa siendo una de las principales preocupaciones, no obstante, respecto al año anterior ha descendido notablemente del 51% al 34% del presente ejercicio.

En esta línea, otros aspectos que causan temor son el aumento de los cambios regulatorios (25%), los costes laborales (20%), el descenso del volumen de negocios (14%), el incremento de impuestos, el ascenso limitado a financiación y otros factores, cada uno de los tres últimos con un 10%.

En menor medida, con un porcentaje inferior al 10% se hallan otros factores tales como la falta de gobierno y controles internos y el crecimiento de los costes de energía, ambos con un 9%, una moneda inestable (8%), el acceso a Internet de alta velocidad y el crecimiento de los costes ambientales, los dos también con un 3% y, finalmente, el 2% de los encuestados ha escogido no responder a esta cuestión.

¿CUÁLES SON LAS PRIORIDADES DE CARA AL PRÓXIMO AÑO?

Las empresas familiares quieren liderar el cambio

En línea con los principales factores que preocupan a las empresas familiares, las prioridades para los próximos doce meses están relacionadas. Rentabilidad, incremento de la facturación e impulsar la innovación son los tres retos más pronunciados.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"