economia

Las empresas reclaman mejorar la formación para aprovechar los fondos europeos

Calviño afirma que el talento es "una de las prioridades absolutas" del Gobierno

23 DE septiembre DE 2021. 08:30H Mario Talavera

d3a2305e6890149d0a6c30c44bad64e6.jpg

Una discusión que tenía como objetivo señalar los desafíos de las empresas españolas acabó convirtiéndose en un coloquio sobre la formación de los trabajadores. "¿Qué tejido productivo necesita España?" llevaba por nombre el debate celebrado este lunes entre Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos; Antonio Garamendi, presidente de CEOE; y Xavier Vives, profesor de Economía y FInanzas de IESE.

Durante la sesión, organizada por Moncloa en Sevilla, se señaló la diversidad y resiliencia del tejido productivo. Calviño cree que existen grandes empresas españolas que lideran en el ámbito de productividad y que el tejido de pymes es muy dinámico, tanto que ha logrado reinventarse en apenas diez años. No obstante, cuenta con un nivel reducido de productividad por su pequeño tamaño. Por eso, la vicepresidenta apuesta por aumentar el tamaño, la fortaleza y la productividad.

Garamendi señaló la importancia del diálogo social, que en estos momentos trabaja para dar a luz una nueva reforma laboral. "Vamos a seguir trabajando en las mesas como el primer día", señala el representante de la patronal, pese a que no suscribió el acuerdo entre sindicatos y Gobierno para elevar el salario mínimo. Desde su punto de vista, la prioridad está en equilibrar los efectos de una recuperación "asimétrica", de modo que se ponga el foco en los sectores más afectados.

A continuación, Garamendi remarcó que "es difícil que podamos crecer si la gente no está preparada". "Tenemos que hablar de formación", dice Garamendi, ya que considera que es una de las principales vías para cohesionar el país. "La inclusión es uno de los pilares fundamentales, que todos tengamos trabajo. Sin la formación, esto no va a funcionar", reflexiona el presidente de CEOE.

El profesor de IESE, Xavier Vives, coincide en señalar los "déficits en formación". Para el experto, ha habido una inversión suficiente en capital tecnológico, por eso el problema está en el capital humano. "Si no tenemos una fuerza de trabajo suficientemente formada, no salimos adelante con la productividad que queremos", resume Vives.

En su opinión, se debe intentar reformar la educación desde un punto de vista integral, no solo para orientar a los estudiantes hacia las competencias tecnológicas y digitales. "Se necesitan capacidades más abiertas y apostar por una educación más experimental", cree Vives.

Calviño afirma que el talento es "una de las prioridades absolutas" del Gobierno. En particular, destaca los esfuerzos que se han hecho en la Formación Profesional (FP), una alternativa atractiva a la enseñanza universitaria. "Hemos cambiado la percepción para que la FP sea una buena opción", celebra la vicepresidenta.

Con respecto a los fondos en sí, la responsable de Economía del Gobierno español asegura que "España desplegará y ejecutará los fondos europeos". Al momento, Garamendi se queja de que existan convocatorias para concursos públicos con apenas diez días de plazo, como sucedió en agosto. No obstante, ensalza el esfuerzo privado, que equivale a que por cada euro público, las empresas tendrán que añadir otors cuatro euros para realizar las reformas que se pretenden.

En cuanto a la supervisión que realizará la Administración del Estado, Vives cree que dicha institución "no se asocia con la agilidad" que se necesita para ejecutar los fondos. El profesor añade que se necesitarán reformas valientes para conseguir modernizar el país.

“Es importante que haya una ley que reconozca la singularidad de la start-up”

La pandemia mejora la percepción de la tecnología entre los usuarios

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"