economia

Las prioridades estratégicas de las empresas en 2019

La transformación tecnológica y las actividades de I+D centrarán los esfuerzos de las empresas españolas este año

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Mario

prioridades_41-124803_20190206163845.jpg

Si 2018 ha servido para consolidar la mejoría de las empresas españolas, 2019 debe significar un paso más en los procesos de producción. Las cuestiones que tienen que ver con la tecnología aparecen entre las principales prioridades de las empresas, y de hecho se revelan más importantes incluso que el año pasado.

La aplicación de esos cambios son una forma de protegerse ante problemas como la situación política, de la que las empresas tienen una opinión negativa. En esa línea, la política nacional, autonómica y local son percibidas como “fuente de problemas”. De hecho, las distintas tensiones que existen “pueden llegar a constituir una amenaza para sus negocios”, según recoge el informe de la consultora BDO.

En lo que respecta a la transformación tecnológica, el 48% de las empresas le otorgaban una alta importancia entre las prioridades estratégicas el año pasado. Ese porcentaje se ha elevado este año al 53%. En ese sentido, hay que precisar que hay un cambio con respecto a la apuesta por la I+D.

Según recoge el análisis, las actividades de I+D tienen una prioridad alta para el 47% de las empresas españolas, mientras que el año pasado ese porcentaje era del 37%. De ese modo, este 2019 será la segunda prioridad para las compañías, frente al lanzamiento de nuevos productos, que este año retrocede hasta la quinta posición.

También destaca la ciberseguridad, que este año escala posiciones, hasta ser considerada una importante prioridad para el 45% de las empresas. En la edición anterior del estudio se encontraba como la séptima prioridad, frente al cuarto lugar que ocupa este año. Además, la internacionalización se mantiene como foco de desarrollo estratégico para una parte relevante de las empresas, dado que el 36% de las empresas le otorgan una prioridad alta, aunque el año pasado el porcentaje ascendía al 41%.

En todo caso, aunque los propios productos no son las preocupaciones más importantes de las empresas, ni en el sentido de lanzar nuevos productos ni en el de perfeccionarlos, representan un asunto tangencial a la transformación tecnológica. Esto es porque, según se explica en el documento, la producción será el área una de las áreas más afectadas por la transformación tecnológica. Por detrás se encuentran las de administración y gestión, así como la de marketing y ventas.

Las prioridades estratégicas de las empresas en 2019
Molina (etoro) - Nuestro Ibex está obsoleto