martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Economía

Localización de interiores: cómo saber dónde está el consumidor

Esta tecnología se puede aplicar a todo tipo de recintos y permite mejorar las estrategias de marketing personalizado, entre otras utilidades

01 de octubre de 2019. 08:19h Manuel Gutiérrez
  • Localización de interiores: cómo saber dónde está el consumidor

No sólo dónde se encuentra el consumidor sino hacia dónde se dirige. Hasta aquí puede llegar la tecnología cuando se aplica al sector retail. En centros comerciales, ferias, aeropuertos, estaciones... Detectar, monitorizar y capitalizar los movimientos de las personas que se encuentren en estos espacios ya es una realidad.

Los sistemas de localización de interiores se tratan de motores capaces de representar, mediante algoritmos, la posición exacta de alguien en un plano. Esto permite la localización de personas y activos en entornos de interior en los que los GPSs no dan cobertura. Las personas se localizan a través de sus dispositivos personales (Smartphones y tarjetas de identificación personal) y los activos mediante pequeños dispositivos adheridos a los mismos.

Con esta tecnología se puede, por ejemplo, “ofrecer el soporte para realizar marketing personalizado, atraer de forma personalizada a los visitantes y realizar ofertas personalizadas en función de la cercanía a zonas definidas, como pueden ser los stands de los anunciantes”, según explica a DIRIGENTES el director de Innovación y Desarrollo de Grupo SATEC, Miguel Ángel López Peña.

Las distintas soluciones en las que encontramos esta tecnología son los mapas interactivos, la localización analítica, la cartelería inteligente o y el GPS indoor. La cuestión está en que no sólo conocemos la ubicación del usuario, sino que también analiza sus preferencias y comportamientos, lo que permite al retailer ofrecer el servicio que realmente le interese al consumidor.

Localización de interiores: cómo saber dónde está el consumidor

El margen desde el que trabajan en SATEC es de 2 a 5 metros, según sea el despliegue de infraestructura añadida y el proceso de calibración. A largo plazo, esta herramienta producirá un cambio a en el modo en el que entendemos no sólo el retail, sino el día a día de empresas, tal y como cuenta López Peña: "Estos avances aportarán mejoras en diversos procesos ligados a la presencia y control en edificios, fábricas, centros de transporte (estaciones, aeropuertos, etc.)...".

En el caso del transporte, las aplicaciones son numerosas. Desde la seguridad y control de presencia hasta la planificación de equipos de trabajo en movilidad, las herramientas de uso compartido y de alto valor (aparatos de medida, robots móviles, aparatos móviles de diagnóstico por imagen, etc.) y la gestión de riesgos laborales (control e permanencia en zonas peligrosas, ayudas a la evacuación de edificios, ....)”.

Muchas veces se dice que la tecnología deshumaniza los procesos. No obstante, avances como los de la localización de interiores se adentran más en cómo somos. Qué nos gustan. Qué buscamos. Una oferta más adaptada al cliente.