martes, 13 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

Los alemanes, los segundos que más viviendas compran en España

Los germanos adelantan a los franceses por volumen de viviendas compradas en España, una clasificación encabezada por los británicos

21 de mayo de 2018. 12:02h Adrián Varela
  • Fuente / Shutterstock
    Mallorca es uno de los destinos favoritos de los alemanes que compran viviendas en España
En términos generales, la demanda inmobiliaria extranjera mantiene un crecimiento constante que supera el 13%

¿De dónde proceden los extranjeros que compran vivienda en España? Seguramente, si preguntásemos en Mallorca, señalarían a los alemanes, mientras que si lo hiciésemos en Alicante o el sur de Tenerife, los británicos serían mayoría entre la colonia extranjera, al igual que los rusos en Castellón, los italianos en Ibiza o los jeques saudíes en Marbella.

Sin embargo, si buscamos una imagen global del país, podemos recurrir al informe trimestral del Colegio de Registradores de España, que contabiliza la procedencia nacional de los compradores y demandantes de vivienda en el país.

Según su informe del primer trimestre de 2018, los datos de entrada de turistas y los de compra de vivienda por parte de extranjeros coinciden. Así, los británicos lideran ambos rankings, seguidos a distancia por los alemanes y los franceses.

El liderazgo de los ciudadanos británicos en la clasificación de compradores extranjeros de vivienda es ya habitual. En el pasado trimestre, su peso se ha moderado en volumen relativo, pasado del 15,6% que acumulaban entre octubre y diciembre de 2017 al 14,6% de este trimestre, pero en términos totales las ventas a británicos mejoraron hasta 2.400 operaciones.

Como novedad en este trimestre, el Colegio de Registradores señala que los ciudadanos alemanes han superado a los franceses en compra de vivienda en España. Ambas nacionalidades han acumulado en torno a 1.300 compras de vivienda cada una, pero en el caso de los germanos supone un 7,85% del total de adquisiciones de vivienda por parte extranjeros, mientras que los galos acumulan un 7,64%, medio punto menos que el trimestre anterior.

Tras estos tres países de procedencia, encontramos a los compradores belgas, un 6,8% del total, seguidos de los suecos, que caen a la quinta posición al reducir sus compras al 6,57%, los italianos con un 5,7%, los rumanos un 5,4% y los marroquíes un 4,5%. El resto de nacionalidades de compradores de inmuebles en España no alcanza el 4%.

En términos generales, la demanda inmobiliaria extranjera mantiene un crecimiento constante que supera el 13% y que en este pasado trimestre superó las 16.500 operaciones, recuperándose de los retrocesos sufridos en los últimos meses de 2017, cuando las adquisiciones por parte de foráneos se redujeron a 15.000.

Esos malos datos del año pasado se explican en parte por la inseguridad jurídica de los ciudadanos británicos respecto a los términos en los que se acuerde el Brexit con las autoridades europeas. Ante la falta de acuerdo entre Londres y Bruselas, los británicos con intención de expatriarse a países de la UE sufren la incógnita de no saber qué derechos disfrutarán en territorio comunitario después de que su país la abandone.

Por otra parte, el informe del Colegio de Registradores de España muestra que el precio de la vivienda ha aumentado un 9,4% interanual entre enero y marzo de 2018, mientras que respecto al trimestre anterior se encareció un 4,5%, que implica su mayor repunte después del estallido de la burbuja inmobiliaria.

En términos interanuales, la compraventa de inmuebles aumentó un 13,4%, mientras que respecto al final de 2017 el avance fue del 15,3%, hasta las 128.990 operaciones de compraventa inscritas, lo que supone el alza trimestral más elevada en una década. Además, en los últimos doce meses se han inscrito 479.475 operaciones de compraventa, el mayor resultado interanual desde el primer trimestre de 2009.