economia

Los dirigentes, claves en la transición ecológica

Una de cada tres empresas españolas apuesta a que la sostenibilidad será aún más importante después de la pandemia

15 DE marzo DE 2021. 08:18H Mario Talavera

f0885eb5b5b7cace565b829d5dccf317.jpg

La conciencia social, pública y empresarial por una economía sostenible ya es notoria. Los temas medioambientales ocupan el día a día de los ciudadanos y las empresas, en atención a esas demandas, toman nota para adaptarse. Sin embargo, tomar acciones con un impacto medioambiental resulta modificar la forma en que los negocios llevan funcionando durante décadas.

Según un informe de Epson, el 34% de las empresas creen la sostenibilidad será aún más importante en la era pospandemia. El hecho es que no solo resulta una respuesta a una preocupación social, sino que también tiene impacto en sus cifras de negocio: cuatro de cada cinco empresas que aumentarán sus beneficios en los próximos cinco años muestran una gran preocupación por el medioambiente y la sociedad.

Por eso, las empresas se acercan a la sostenibilidad, con mayor o menor conocimiento. Según explica Mauro Accurso, gerente de desarrollo de negocio para la península ibérica de South Pole, el esfuerzo por mejorar su huella medioambiental implica a toda la organización. Su empresa, dedicada a la consultoría medioambiental y al desarrollo de proyectos ambientales, pone el énfasis en que la preocupación no solo debe abarcar un departamento concreto, sino que debe provenir de los máximos dirigentes.

"Necesitamos que el alto nivel directivo esté implicado", comenta Accurso. En esa línea, la transparencia a nivel corporativo resulta imprescindible, dado que los resultados de la compañía en la materia se comparten con el mercado, los inversores y los accionistas, cada vez más interesados en esta temática.

Sin embargo, para que los cambios lleguen a ser efectivos deben considerarse aspectos como la propia flota de la empresa, el uso de las herramientas o la concienciación de los proveedores. En este último caso, Accurso reconoce que "es más difícil motivarlos", pero resultan esenciales para que la empresa acabe siendo más respetuosa.

Cambiando de prisma, el dirigente de South Pole afirma que las dificultades suelen surgir por la financiación para la acción climática y también de la tecnología. "Dependiendo del sector no es tan fácil descarbonizar las tareas de la empresa", reflexiona Accurso, quien añade que la crisis de la pandemia también ha hecho más difícil canalizar inversión para la innovación, dado que muchas empresas están luchando ahora por sobrevivir.

Para el resto, desde South Pole insisten en que la consciencia del problema no basta y que por eso acaba convirtiéndose en "una cuestión de prioridades". Lo positivo en este momento es que tanto las empresas como el sector público "están poniendo la ambición y saben cuál es el desafío" que tienen que vencer. Con todo, "tomar acción es más difícil, el desafío es implementar acciones", comenta Accurso.

Por otra parte, el empuje inversor no se ha detenido por la pandemia porque perciben que las marcas preocupadas por este aspecto acaban siendo más rentables. Los inversores han llevado a las empresas a comprender que "tienen que tomar este tema en serio, si no, van a dejar de invertir en esas empresas". Así, aunque el virus ha afectado, "el crecimiento de la acción sostenible es tan grande que no ha frenado", indica Accurso.

Beneficios de la innovación

Así, este dirigente indica que simplemente basta con "estar atentos a cómo está el mercado". Y de hecho, les invita a "entender que no solo hay que hacer las cosas bien sino que es una oportunidad de negocio por sí misma". Además, Accurso admite que el desarrollo de la tecnología está en sus primeros momentos y que está lejos de consolidarse, lo que puede llevar a que se descubran muchas tecnologías rentables y que a la se abandonen otras a las que ahora se les está dando una gran relevancia.

En todo caso, cree que "si hay algo positivo en esta tendencia es que se está invirtiendo en innovación". "Hoy se habla de coches eléctricos pero mañana pueden ser de hidrógeno", ilustra. Pero lo que sí asegura es que "invirtiendo en innovación quizá llegue una tecnología que nos ayude a acelerar la transición".


ODDO BHF: "La inversión en megatendencias minimiza las fluctuaciones diarias del mercado"