economia

Los empresarios recelan del compromiso de flexibilizar los ERTEs

A pesar del acuerdo entre el Gobierno y Ciudadanos, las empresas creen que el compromiso es insuficiente

07 DE mayo DE 2020. 08:30H Mario Talavera

2164e72115569dc43039bb4e76709ad5.JPG

El anuncio que ha acabado salvando la prórroga del estado de alarma se produjo in extremis, como gran parte de los acuerdos que viene firmando el actual Ejecutivo. El Gobierno, de una parte, y Ciudadanos, de otra, comunicaron de manera explícita que se comprometían a continuar negociando para adaptar los ERTEs y las ayudas a pymes y autónomos "para que puedan adecuarse" a las necesidades que se produzcan más allá del estado de alarma.

Eso significa que, a diferencia de lo que estaba sosteniendo el Gobierno hasta ahora, podría renegociarse en qué términos y circunstancias finalizan los ERTE, que en el momento de su aplicación ligaron su vida a la duración del estado de alarma. Lo mismo sucede con las ayudas como la no obligatoriedad de pagar las cuotas sociales o los aplazamientos de impuestos. Estas eran las principales reclamaciones que venían realizando tanto la CEOE como los sindicatos como condición para la supervivencia de las empresas.

Sin embargo, fuentes empresariales afirman a DIRIGENTES que la cuestión es cómo se sustanciará ese compromiso. Por ello, llaman la atención de que, más allá de esa declaración de intenciones, la propuesta no sirve para lograr los objetivos que se marcan las empresas.

La CEOE detalla en un comunicado emitido este miércoles que el planteamiento actual "no cumple los objetivos de necesario apoyo a las empresas". Asimismo, la organización empresarial señala que tampoco servirá para superar la situación de parálisis en la que se encuentran "muchos sectores y empresas hasta la plena recuperación de su actividad". De hecho, la CEOE ha querido dejar constancia de que "ha quedado patente la preocupación" de su Comité Ejecutivo, tras el anuncio que se conoció este martes.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondió a preguntas de este medio que la vuelta a la normalidad se iría adaptando con cada fase y de forma gradual, si bien no aclaró en qué medida los mecanismos introducidos para aliviar a las empresas se extinguirían o no con el levantamiento del estado de alarma.

En todo caso, aunque desde fuentes empresariales se explica que el diálogo social sigue en marcha con normalidad, se reclama que las decisiones que afectan a las empresas se consulten previamente con las partes. En ese sentido, los empresarios creen necesario aportar su visión en las decisiones que les implican directamente, como son las que han acordado el Gobierno de coalición y Ciudadanos.

La CEOE asegura en un comunicado que tiene "la voluntad de seguir negociando para alcanzar acuerdos" y, en particular, se refiere al mantenimiento de los ERTEs, así como a las líneas de liquidez, que representan "las principales medidas de acompañamiento a las empresas y las personas trabajadores en la actual crisis".

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”