economia

Los españoles quieren ser propietarios

Tres de cada cuatro arrendatarios desearían comprar

19 DE junio DE 2018. 10:51H Carmen

image_content_43335_20180619105736.jpg

A pesar de que la crisis económica haya alterado el escenario del mercado inmobiliario en España, existe una tendencia cultural que no ha experimentado fuertes variaciones: la predilección por la propiedad. Si bien los datos evidencian una ligera disminución en aras del número de arrendatarios, el índice se encuentra por encima de los países del entorno y alcanza una cota cercana al 80%, según datos de Eurostat.

Y así lo pone de manifiesto también el ‘I Observatorio del Mercado de la Vivienda en España’, elaborado por la red de franquicias Century 21, donde se recoge que un 88% de los entrevistados que han realizado una búsqueda de vivienda en el último año prefiere vivir en una casa de su propiedad y un 76% de los que son arrendatarios desearían tenerla.

Aunque los motivos difieren por rango de edad, ya que mientras los menores de 49 años que buscan una vivienda lo hacen, principalmente, para formar un hogar (49%), aquellos que superan la barrera de los 50 años ven en la compra una inversión de futuro (47%); el alquiler en España se concibe como una fórmula temporal ante la espera de contar con los recursos suficientes para adquirir una.

De hecho, solamente un 12% de las 2.008 encuestas realizadas aboga por el arrendamiento, argumentando una mayor flexibilidad. Cabe destacar que un 60% de las personas de entre 18 y 29 años aseguran que aún no saben dónde van a ubicar su residencia y no desean que la vivienda se convierta en un “lastre” para la movilidad geográfica de cara a las nuevas oportunidades laborales.

Pero más allá de la dicotomía entre comprar o alquilar, los expertos inciden en el precio como una de las principales dificultades de cara al acceso a una vivienda. Casi la mitad de los usuarios que viven en régimen de alquiler destinan más del 30% de sus ingresos a éste. Lo mismo ocurre con el importe mensual medio de una hipoteca cuya media puede alcanzar los 500 euros. “Si el precio de la vivienda continúa subiendo el acceso a la misma se va a dificultar con los salarios que hay en España”, asegura el CEO de Century 21 para España y Portugal, Ricardo Sousa.

Según el análisis, el precio medio de la vivienda ofertada en España ronda los 241.000 euros, una cifra que supera en casi 75.000 euros la cantidad media con la que contaban los compradores en el último año.

Se trata de una circunstancia que deviene de la percepción “equivocada” que tienen los vendedores de sus propiedades. Así, hasta un 14% de los vendedores afirmaron sentir frustración por tener que vender su casa a un precio diferente al que se había marcado previamente, sentimiento que comparten también aquellos que han buscado tanto para comprar como alquilar, pero que no han cerrado ninguna operación porque el precio no se ajustaba al presupuesto disponible en un 30% de los casos.

Otro de los aspectos que destaca el informe es el desajuste en el tipo de vivienda. Encontrar una vivienda con tres dormitorios y dos cuartos de baño se puede tornar misión imposible en algunas ocasiones, dada la discordancia existente entre el parqué disponible y lo que buscan los compradores españoles: una vivienda a estreno, a ser posible un piso y ubicada en la zona periférica del centro.

Mientras que un 72% de la oferta inmobiliaria se corresponde con pisos ubicados en edificios, lo que supone seis puntos por debajo de la demanda, también se ofrecen más viviendas unifamiliares de las que reclaman los clientes (28% frente a un 22%). Una situación que, a juicio de Sousa, deriva de la “falta de oferta” existente en todos los segmentos.

En la última década tanto la nueva construcción como la rehabilitación se han estancado y la oferta disponible también se encuentra desfasada en el tamaño de la vivienda que reclaman. En este sentido, el déficit más elevado se encuentra en las casas que van de los 91 metros a los 120 metros cuadrados donde la demanda es del 26% pero la oferta solo del 18%, al tiempo que en aquellas que superan los 150 metros cuadrados solo disponen de un target del 8%, pero su oferta se sitúa en el 20%. Unos datos que sugieren la escasez de casas de tamaño medio y el excedente de las grandes.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"