economia

Los exportadores temen perder cuota de mercado por la crisis

Defienden que en la última crisis la exportación fue una de las fortalezas, algo que podría no repetirse en la coyuntura actual

11 DE septiembre DE 2020. 08:30H Dirigentes

cb317f20d7306b0f99469bcb257b2977.jpg

"En la crisis anterior, el sector exterior español emergió como el motor de la recuperación económica", defiende Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores. Los datos sostienen sus impresiones, pues España pasó de exportar 186 mil millones de euros en mercancías en 2010 hasta alcanzar un récord histórico en 2019, cuando las exportaciones superaron los 290 mil millones.

Los empresarios exportadores temen que esa tendencia no solo no vaya a continuar, sino que con los productos españoles pierdan su sitio en el mundo por culpa de la pandemia. En el segundo trimestre del año, las exportaciones españolas de mercancías se redujeron un 27,7%, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio.

Esta caída es aún más preocupante si se tiene en cuenta que la Organización Mundial del Comercio cifra en un 18,5% el desplome del comercio a nivel mundial durante esos mismos meses. No obstante, la caída se moderó en junio, cuando el descenso se redujo al 9,2%.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, explicó hace unas semanas que estos descensos se explican "por la incidencia de la pandemia a nivel mundial". Además, trató de exponer un punto de vista positivo, al decir que "el descenso de los flujos comerciales (...) afecta menos a las exportaciones que a las importaciones, lo que permite reducir el déficit comercial". En ese sentido, la fortaleza de las compañías españolas les permitirá aprovechar la recuperación del comercio internacional.

Pero lo cierto es que las exportaciones se redujeron un 15,8% en la primera mitad del año, mientras que las importaciones sufrieron un impacto negativo del 18,8%, en coherencia con lo que explica Méndez. Eso significa que este año las ventas de las empresas españolas al exterior alcanzan los 124.100 millones de euros, frente a los 147.408 millones del año pasado.

La diferencia entre las ventas de este año y el anterior hacen difícil que se pueda igualar la cifra histórica de 2019. Se necesitarían ventas cercanas a los 165 mil millones de euros en la segunda parte del año y los exportadores españoles son escépticos con respecto a la recuperación.

El Club de Exportadores avisa de que la caída de estos meses tiene un impacto destacable: "España está perdiendo cuota de mercado a nivel mundial", asegura Bonet. Es más, la caída de este año no necesariamente irá seguida de una recuperación en 2021, por lo que espera que haya países que puedan introducirse en el hueco que dejen las compañías españolas.

En cuanto al potencial del sector para empujar la economía española, Bonet se lamenta de que no será como en la anterior crisis. "Nos gustaría que ahora ocurriera lo mismo, pero el contexto internacional se presenta muy adverso”, sostiene Antonio Bonet. Por ello, desde el Club se piden medidas como ayudas para aumentar el tamaño de las pymes o reformar el sistema educativo para que los estudiantes se adapten mejor a las necesidades empresariales.

Evers: "Tenemos un peso del 10% en oro en las carteras moderadas"