economia

Los seguros recalcan su papel en un futuro con más riesgos que nunca

Los dirigentes del sector inciden en que los riesgos climáticos y sanitarios, entre otros, proporcionan un rol prominente en la sociedad del futuro

15 DE febrero DE 2021. 08:29H Mario Talavera

a1fea68f0d9b3066b7d3998c87688e77.jpg

"Hemos comenzado a ver demasiados escenarios que crean terror", dijo Antonio Huertas, presidente de Mapfre, cuando fue preguntado por DIRIGENTES acerca del futuro del sector asegurador. Puso de relieve lo muy incierto que es el futuro por los ingentes riesgos que acechan tras la esquina.

De hecho, la pandemia no dejó de hacer sufrir a la población mundial por mucho que numerosas instituciones y personalidades alertaban de que podía llegar. El propio Huertas, que forma parte del Consejo de Administración de la Asociación de Ginebra (la asociación de todas las grandes aseguradoras del mundo), declara que estos riesgos salen a debate a menudo: "Estamos debatiendo sobre esto en cada reunión".

De un modo similar respondió Javier Valle, consejero director general de VidaCaixa. Es un "negocio estratégico de futuro", comentó. De hecho, apuesta por que "tanto las empresas como las personas van a necesitar formas de mitigar esos riesgos" y la crisis del coronavirus no es más que un ejemplo de la "incertidumbre que afrontamos".

El presidente de Mapfre reconoció también el peligro que supone para su propio sector: "El seguro no trabaja bien con incertidumbre". En ese sentido, el papel de los seguros es ofrecer soluciones a esta inseguridad, si bien existen otras causas que afectarán al futuro: "Hay nuevos riesgos que van generando incertidumbres y por otro lado la sociedad se vuelve más exigente y consciente".

"Nos preocupamos más por el medio ambiente, la calidad de vida, las ciudades, el entorno...", dice Huertas, a lo que Valle añade las desigualdades sociales que pueden darse, por lo que el sector asegurador será clave para "reducir desequilibrios". Por si fuera poco, el presidente de Mapfre incide en la alta probabilidad que tienen eventos como las pandemias: "Nos avisan que pueden venir más pandemias en el futuro. No nos extraña porque siempre nos habían avisado".

Una conclusión similar extrajo Unespa, la asociación española del seguro. A todo lo que ya se menciona en este artículo, la patronal aseguradora suma los posibles desastres digitales. Así, la globalización hace que estos desastres puedan trascender fronteras y grupos de personas más o menos homogéneos. Eso también va a tener su efecto en los servicios de las compañías.

"Los consumidores buscan protecciones holísticas. Soluciones aseguradoras que abarquen las distintas facetas de su vida", se especifica en el informe. En el propósito de recuperar la normalidad tras la crisis del covid-19, el seguro se posiciona como una industria destinada a reforzar el tejido social, comenta el estudio. En ese aspecto, la capacidad para acompañar y asesorar a personas y empresas puede resultar una fortaleza.

Esta también es una de las características que destacaron los dirigentes acerca de su sector. No solo puede proteger a los consumidores de los riesgos, sino que la labor de consultoría y asesoramiento cobrará más importancia conforme los riesgos crezcan.

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"