economia

Los trámites online salen caros a los bancos

Los costes en tecnología se incrementan un 15% a consecuencia del mayor número de transacciones digitales

26 DE mayo DE 2020. 08:30H Mario Talavera

96292c864dbd30be0a7450e10eba471a.jpg

La imagen más habitual de los tres últimos meses corresponde a calles vacías y negocios cerrados. También los bancos han mantenido cerradas una buena proporción de sus oficinas, por lo que la actividad se ha trasladado al ámbito digital, más recomendable en estos momentos en los que se recomienda mantener la precaución y salir a la calle lo menos posible.

Fruto de esta situación, el incremento de las transacciones a través de los canales web y móvil alcanza el 20% en marzo y abril, en comparación con los mismos meses de 2019. Esta dinámica ha repercutido en el servicio que los bancos han dado a sus clientes, dado que el tiempo medio de respuesta de la banca online ha aumentado un 10%.

La propia Autoridad Bancaria Europea concluye en un análisis conocido este lunes que "la tramitación de grandes volúmenes de solicitudes de moratorias de deuda y préstamos garantizados, y la insuficiente preparación de algunas unidades extraterritoriales para trabajar a distancia añadieron cierta presión a sus capacidades operativas".

Según la tecnológica española Orizon, el aumento de costes que soporta la banca anualmente debido al desarrollo de sus plataformas alcanza el 35%. A ese porcentaje hay que añadir el impacto negativo en sus cuentas del mayor tráfico digital durante estas semanas, que se estima en un alza del 15%.

La explicación a este crecimiento de los costes tiene que ver con el rendimiento de las infraestructuras de las oficinas en comparación con los sistemas centrales de los bancos. Según Orizon, las herramientas de las oficinas "consumen muchos menos recursos" que los que se usan al trabajar sobre redes de comunicaciones directas con los bancos. En conjunto, el descenso de las transacciones en las oficinas bancarias alcanza el 30%.

Sin embargo, aunque ciertas aplicaciones bancarias no habituales han experimentado un aumento en su uso y, como consecuencia, un incremento en los costes, existen otros servicios que han demostrado su utilidad. Uno de ellos es Bizum, una herramienta de intercambio de dinero que ha registrado un crecimiento del 25%. Esta tendencia se traduce en un uso más extendido, por lo que, según Orizon, este sistema crecerá en los próximos años. Según el CEO de la compañía, Ángel Pineda, esta crisis demuestra que la banca necesita optimizar el funcionamiento de su software para no incurrir en precios elevados.

Oportunidad para acelerar la digitalización

Esta crisis representa un momento clave para el sector bancario, encargado de canalizar los fondos públicos hacia las empresas y los ciudadanos. En estas circunstancias, la respuesta que los bancos den a la sociedad tendrá mucho que ver con su nivel de digitalización, tal y como explicaron diversos expertos en un webinar organizado por SAS y el Club de Gestión de Riesgos de España.

De ese modo, la digitalización es una palanca para agilizar los procesos de decisión de las entidades financieras. Entre otras cosas, el análisis de riesgos es una de las principales cuestiones que pueden facilitar las herramientas tecnológicas.

Juan Carlos Estepa, presidente del Club de Gestión de Riesgos, constata que "la banca se está enfrentando a retos nunca vistos". Estepa añade que el mantenimiento de una parte de las oficinas abiertas, así como el refuerzo de los servicios han ayudado "a que la economía no colapse".

Uno de esos desafíos a los que alude Estepa es la incapacidad de basarse en información ya conocida. Juan Rodríguez, responsable de negocio del Sector Financiero de SAS, explica que "no hay información pre-COVID que sirva para comprender la nueva realidad". De ese modo Rodríguez recomienda que el sector transforme sus herramientas de gestión de riesgos "en activos más dinámicos y estratégicos".

En concreto, esa herramienta puede complementarse con las de forecasting, que sirven a los bancos para prever su situación de negocio a corto plazo. En ese sentido, constituyen un elemento para prepararse y ser más flexibles, tanto en la previsión de su negocio como en los riesgos que pueden producirse.

Spainsif: "Los planes de pensiones han sido la punta de lanza de la Inversión Sostenible en España"