economia

Lujo a la francesa: LVMH crece sin parar

El grupo acaba de comprar la cadena de hoteles Belmond. Los analistas recomiendan actuar.

20 DE diciembre DE 2018. 10:30H Stefanie Claudia Müller

bernard-arnault_41-110524_20181220103055.jpg

Ya son los más grandes en el lujo, pero siguen hambrientos: LVMH acaba de compra la cadena de hoteles inglesa Belmond. Ya tiene en su cartera a Bulgari y Cheval-Blanc hoteles. La estrategia es aprovechar el buen momento del turismo de lujo en Europa y todo el mundo. El LVMH-CEO, Bernard Arnault, es uno de los más estables y discretos gestores actuales a este nivel. Aunque trata con todas las celebrities del mundo, no se le ve en la prensa amarilla, se sabe poco de su vida privada. Aún con más estilo, a nivel de discreción y éxito empresarial se le puede comparar con el gallego Amancio Ortega, que ha creado el imperio Inditex de la nada, intentando de alguna manera ofrecer moda para pobres sin salir en la prensa.

Uno está ya retirado de la vida operativa y hace dinero con el volumen, el otro sigue en la flor de su vida y gana con los enormes márgenes del lujo. Los dos son los más ricos de su país. El ingeniero francés de 69 años, nunca vinculado a la tecnología sino siempre al mundo de la moda, no solamente es con el 47% del capital el accionista más grande de LVMH, sino también según Forbes la cuarta persona más rica del mundo. La revista calcula su patrimonio en 75.000 millones de euros.

Un coleccionista de arte y buenas marcas

El negocio principal de LVMH son marcas del mundo de relojes, ropa y joyería. En los 30 años que Arnault está gestionando el grupo ha comprado todo tipo de empresas de lujos de Suiza, Japón, Alemania o Italia. En total son 60 marcas que gestiona LVMH, entre ellas Bulgari, Givenchy, Kenzo, Dior, Fendi, benefit, Donna Karan, Tag Heuer y Hermès. Sus ingresos en 2017 fueron de 42.600 millones de euros, mientras que sus beneficios alcanzaron los 8.293 millones de euros. Arnault así no solamente es un importante coleccionista de marcas de lujo si no también como persona privada también de arte.

Como el sector de lujo sigue siendo atractivo y en auge, los analistas como el alemán Lars Lusebrink de Independent Research recomiendan la acción de LVMH, porque cree que podría subir el año que viene hasta 350 euros. Otros ven el precio objetivo más bien en unos 315 euros. Lo que todavía está muy bien considerando que ahora cotiza el título en 254 euros. En los últimos cinco años, la acción ha ganado un 118%. Para Louise Singlehurst de Goldman Sachs, LVMH es uno de los valores más interesantes del mundo del lujo y la moda. Este sector, según ella, puede crecer el año que viene otra vez un 5%, a pesar de la crisis que podemos esperar de todos lados. El lujo siempre vende.

Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"