economia

Luz verde a las nuevas medidas económicas contra el COVID-19

Las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno incluyen una moratoria de las cotizaciones a empresas y autónomos, ayudas para el mercado del alquiler y subsidios para las empleadas del hogar

31 DE marzo DE 2020. 15:03H Dirigentes

37f07252adca77df05a7d6946b6d494e.PNG

El Consejo de Ministros de este martes ha aprobado con carácter de urgencia nuevas medidas en materia económica para luchar contra los efectos del coronavirus. Las novedades vienen de la mano de una moratoria de la cuota de la Seguridad Social para empresas y autónomos, ayudas al alquiler y subsidios para las empleadas del hogar.

En la comparecencia, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha indicado: "Hemos caminado en una triple dirección, un triple objetivo". Unas medidas que señala que primero han ido a fortalecer el sistema sanitario, en segundo lugar, al sostenimiento del tejido productivo y, tercero, para proteger contra la desigualdad. 

En torno al permiso retribuido recuperable por el que muchos sectores tienen que parar su actividad, el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha alegado que "para poder pedirle a la gente que se quede en casa, no basta con conciencia cívica, es necesario dar garantías y seguridad". 

Vivienda

"Debemos garantizarle la vivienda", ha subrayado Pablo Iglesias. Así, en materia de alquiler, se contempla una línea de microcréditos avalados por el Estado, con interés cero y sin comisiones. Los inquilinos podrán solicitar retrasos en el pago del alquiler mensual a sus propietarios. Sin embargo, si el arrendador es un pequeño propietario, éste podrá declinar esta moratoria y, por el contrario, si es un gran tenedor, correrá con los gastos de un retraso en los pagos o incluso una quita del 50% del alquiler durante cuatro meses. "No es lo mismo un pequeño propietario o un fondo buitre y un gran tenedor", ha argumentado. 

Además, los desahucios se suspenderán durante un periodo de medio año al finalizar el estado de alarma para personas vulnerables. "Nadie puede ser expulsado de su casa", ha insistido Iglesias.

Los inquilinos de las viviendas que se encuentren en una situación de vulnerabilidad (parados, afectados por un ERTE o aquellas personas a las que se les haya aplicado una reducción de jornada y autónomos que hayan visto reducidas sus ventas) podrán solicitar esta ayuda como un préstamo sin intereses y devolverlo en un plazo de seis años, prorrogable por otros cuatro más en caso de que "tengan dificultades". Y con ello se cubrirá un máximo de seis meses de alquiler. Por otro lado, en caso de ser empresario, podrán acogerse a estas ayudas si han sufrido una pérdida sustancial de ingresos que imposibilite el pago del arrendamiento.

Amplían la moratoria de hipotecas, incluidos a los trabajadores por cuenta propia y a los propietarios que sufren impagos de alquiler. La entidad acreedora no podrá exigir el pago de la hipoteca, ni tampoco los intereses.

Relacionado con la vivienda, también prohíben el corte de suministro: "Tomamos medidas para garantizar el suministro de los servicios básicos", ha añadido el líder de la formación morada. En este sentido, se amplía esta medida a la primera vivienda y se prevé que se conceda el bono social a las personas que se hayan quedado en situación de vulnerabilidad por despido o una reducción de la actividad.

En materia de consumo, decretan una moratoria de tres meses en el pago de los créditos personales a las personas vulnerables. 

Por su parte, la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha indicado que estas medidas que se están tomando, y en relación al permiso retribuido recuperable, "pretenden reducir la movilidad de las personas, no la actividad económica".

Empleadas del hogar

Un sector en el que reinaba la incertidumbre es el de las empleadas del hogar. "No puede ser que sean las grandes olvidadas", indica en comparecencia Iglesias. El Ejecutivo dará un subsidio a las que hayan perdido su empleo o se han quedado temporalmente en el paro a causa de la pandemia. Esta prestación consiste en una ayuda extraordinaria que duraría un mes y equivaldría el 70% de la base imponible. Esta medida beneficiará a 400.000 afiliadas a la seguridad social, pero 200.000 no cotizan y no están cubiertas. El problema radica en la economía sumergida.

Iglesias señala la puesta en marcha una prestación de 440€ (el 80% del Iprem) para los colectivos más vulnerables. En especial, para aquellos trabajadores que no tengan derecho a paro, si finaliza su contrato en el estado de alarma.

Moratoria de la cotización para autónomos

En un guiño a las principales asociaciones que representan al colectivo de los autónomos, el Gobierno parece haber cedido y, finalmente, ha incluido la posibilidad de moratoria de las cotizaciones de la Seguridad Social sin intereses para empresas y autónomos, durante un periodo de seis meses en este paquete de ayudas. También podrán aplazar deudas con Hacienda sin intereses por tres meses.

Este martes se ha abonado la cotización correspondiente al mes de marzo, ante lo que Calviño ha asegurado que aquellos acogidos al cese de actividad podrán solicitar la devolución correspondiente a los días no trabajados. Es decir, la segunda quincena del mes.

En una rueda de prensa enfocada a los “más vulnerables” y a los autónomos, el Ejecutivo también ha anunciado otras medidas de la que podrán beneficiarse los trabajadores por cuenta propia como la ampliación de la cobertura del bono social para aquellos emprendedores que han tenido que cerrar o que hayan visto reducida su facturación. Asimismo, pymes y autónomos podrán suspender el pago de recibos de electricidad y gas natural. En este caso, podrán ser abonadas en los seis meses posteriores a la finalización del estado de alarma.

Además de la flexibilización en el pago de la hipoteca y el alquiler citados anteriormente, al igual que en el resto de las medidas aprobadas en las últimas semanas, para acceder a ellas ha de cumplirse el requisito del cese de actividad o reducción de facturación. Este supuesto permite recibir una prestación por cese de actividad equivalente al 70% de la base reguladora.

En este sentido, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha sido uno de los más críticos con la llegada de esta ayuda. “Quince días, seis Consejos de Ministros y el Gobierno anuncia la moratoria. Bienvenido sea, va a ayudar a muchos autónomos, pero reacciona tarde”. Desde la federación vienen pidiendo desde hace días la completa suspensión de las cuotas con el lema "a ingresos cero, cuotas cero".

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"