economia

Marketing emocional para sobrevivir en tiempos de crisis

Una estrategia de tipo emocional proporciona una ventaja táctica a la empresa, ya que consigue fortalecer el posicionamiento de la marca con respecto a la competencia

19 DE noviembre DE 2020. 08:38H Alexandra Gheorghiu

716573b2a854de5d94b4c21e212347b6.jpg

Establecer una conexión emocional con los clientes es importante para las marcas que deseen construir una relación duradera con ellos. La pandemia, por su parte, ha perfilado un nuevo tipo de consumidor, más selectivo y comprometido con su entorno natural y social, por lo que esta idea se ha vuelto más relevante que antes. De hecho, las firmas con mayores niveles de acercamiento tienen el doble de clientes dispuestos a pagar un 20% más por sus productos o servicios, de acuerdo con el estudio Brand Intimacy de la agencia MBLM. “Ahora más que nunca, las empresas necesitan establecer poderosos lazos emocionales”, concluye el informe.

"Ya no vale con tener un buen producto o servicio, de lo que se trata es de conectar con el cliente", cuenta la empresaria y mentora de emprendedores, Cecilia Casals, a Dirigentes. Y añade que las personas ya no están comprando un artículo, sino los resultados o la transformación que les van a ofrecer con ellos. Por esto, aconseja realizar un nuevo análisis del cliente y ver cómo ha cambiado en estos últimos meses para modificar la oferta de productos o crear otros nuevos que se adapten a sus nuevas necesidades.

En este contexto, en el que la sensibilidad de los consumidores es creciente, para Casals el marketing emocional se convierte en un aliado con el que fidelizar a los actuales y atraer a otros nuevos. Para ella, el verdadero poder de una marca es conectar con su cliente, de hecho, considera que "esa es la única manera de sacar adelante un negocio hoy en día, con el cambio que estamos sufriendo como consumidores". Se trata de una conexión a nivel de valores, filosofía, de "vibrar en la misma sintonía" y ser más "reales y auténticos para nuestra comunidad y nuestros clientes".

Empresaria y mentora de emprendedores, Cecilia Casals
"Hoy en día si no hay una conexión afectiva entre una marca y un cliente, directamente no hay relación"

Aporta una ventaja táctica a la empresa

Conectar emocionalmente con la clientela refuerza el posicionamiento de la marca frente a la competencia e impulsa su competitividad. Además de ello, mejorará el vínculo con las personas, establecerá relaciones más estables y duraderas. Por ello, Casals hace hincapié en que "diseñar una estrategia de marketing emocional debe ser la primera tarea para todo negocio que no cuente ya con ella”. "Tu negocio nunca va a crecer más de lo que tú eres en este momento" es una de las frases en las que se basa para explicar que uno de los primeros aspectos que deben tener en cuenta las empresas es el relacionado con el autoconocimiento personal y del propio proyecto. Además de esto hay que tener clara la propuesta de valor y la esencia de la marca para plasmarla en un marketing "eficiente".

"El marketing emocional es la forma en que generamos y trabajamos el contenido en este paradigma digital, tanto en las redes sociales, como en la newsletter, mail marketing, en el blog creando contenidos de valor y en todos los formatos y canales donde esté presente el cliente (podcast, YouTube, etc), explica. Relacionado con esto, otra de las formas de emocionar, a través de ese contenido, es creando experiencias que le "transformen".

Por su parte, tiene un gran peso el storytelling, la manera de plasmar la propia historia del empresario con sus puntos de inflexión que "la hacen única y diferente". "En esa forma de contar nuestra propia historia donde el cliente se va a ver identificado y es donde va a conectar", concluye.

Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"