martes, 11 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

Más de la mitad de las empresas no se protegen frente a los impagos

Nuestro país es el cuarto que menos previenen la falta de pago de sus proveedores en Europa

30 de noviembre de 2018. 00:00h Manuel Gutiérrez
  • Más de la mitad de las empresas no se protegen frente a los impagos

Tanto los autónomos y pymes como las grandes compañías se enfrentan a la incertidumbre frente a terceros. Aun así, el 56% de las empresas españolas no aplica las medidas habituales para protegerse de impagos, según se detalla en el Informe Europeo de Pagos elaborado por el proveedor Intrum.

España se encuentra entre los cuatro países europeos que menos previenen esta falta de pago de sus proveedores. La lista la encabeza Grecia, donde el 60% de sus empresas no recurre a medidas de prevención de pagos habituales. Eslovenia y Reino Unido tampoco lo hacen en el 57% de su tejido empresarial.

Algunas de las medidas más habituales para protegerse de impagos consisten en la verificación crediticia, las garantías bancarias o el factoring -práctica que consiste en un contrato por el que una persona o empresa cede los créditos derivados de su actividad a otra, que se encarga de gestionar su cobro-.

¿CÓMO SE DEFIENDEN LOS ESPAÑOLES DE LOS IMPAGOS?

A nivel europeo, la medida más empleada por las compañías para salvar sus cuentas es solicitar un pago por adelantado, al que recurren el 42% de los negocios. Pero esto no se cumple en nuestro país. En el caso español, esta medida sólo la optan una de cada diez compañías.

La medida más común en España es el seguro de crédito, a la que recurre casi el 20% del tejido empresarial. Tras ésta, la opción más común para protegerse de los impagos es la verificación crediticia, usada por el 14% de los negocios.

Por el contrario, otras opciones como el pago por adelantado (10%) o las garantías bancarias (6%) no presumen de gran éxito. En el caso del factoring, apenas el 2% de las empresas españolas recurre a ésta herramienta.

ESTAS MEDIDAS NO SON SUFICIENTES

"A pesar de aplicar estas medidas de protección, las empresas españolas siguen teniendo facturas impagadas una vez superado su plazo de vencimiento, y son pocas las que recurren a profesionales para solventar la situación", explican desde Instrum. Y es que casi 4 de cada 10 compañías españolas no entrega sus facturas a una agencia de recuperación de deuda.

Además, aquellas que sí lo hacen facilitan sus facturas pendientes de cobro a una empresa especializada en gestión de deuda una vez que han pasado 109 días de su vencimiento, casi 30 días después de la media europea.