economia

Mejoran las expectativas de los negocios para final de año

La facturación de las empresas aún se encuentra un 8,6% por debajo de finales de 2019, antes de la pandemia

27 DE septiembre DE 2021. 08:44H Dirigentes

24f0863af0a32ad8832b704f72dd6bc9.jpg

El tercer trimestre del año está dando un respiro a los negocios españoles. La mejora de la situación sanitaria y el levantamiento de las restricciones ha favorecido la reactivación económica y de eso se han favorecido los sectores más golpeados, los más afectados por las limitaciones.

El Banco de España da fe de ello en un informe publicado este lunes, en el que pregunta a más de 5.000 empresas sobre su situación. A nivel general, las empresas declaran una mejora en su facturación durante el tercer trimestre del año, de forma que se recupera parte de lo perdido durante este año y medio de pandemia.

Además, estos meses de recuperación de la actividad han permitido que se dispare el optimismo entre los negocios españoles. Según responden las compañías preguntadas por el Banco de España, para el cuarto trimestre se anticipa una mejora adicional a la de este trimestre. En concreto, se cifra en un 35% el porcentaje de empresas que esperan dicho aumento de actividad en los últimos tres meses del año.

Los sectores más beneficiados por esa mejora son los de transporte y hostelería, tras desaparecer muchos de los obstáculos que oprimían su servicio. No obstante, existen otros sectores como el de los servicios de información y comunicaciones, así como el de servicios de no mercado que se desaceleran con respecto al segundo trimestre, si bien siguen creciendo.

Con todo, existen sectores que se frenan en comparación con el arranque del año. El verano ha sido negativo para la construcción y las actividades inmobiliarias, que de hecho aseguran que su facturación ha sido peor que la del trimestre anterior.

En conjunto, sigue existiendo una brecha en la facturación, que resulta "muy elevada" en las ramas de servicios, a pesar de la mejora de este trimestre. Por el contrario, la brecha es menor en actividades industriales. Lo que también constata el Banco de España en su encuesta es que aspectos como la evolución de la demanda o la incertidumbre tienen "un impacto cada vez menor" sobre la evolución de los negocios.

Según este informe, los negocios han ido mejorando conforme lo ha hecho la situación sanitaria, si bien los datos permiten comprobar que el nivel de empleo se encuentra un 4,7% por debajo del de finales de 2019. Ese porcentaje aumenta en el caso de la facturación, que es un 8,6% más baja que antes de la pandemia.

Tras ese lapso se encuentran diversos motivos, entre ellos el tamaño de las empresas. Según las conclusiones del estudio, "las empresas de menor dimensión declaran una evolución comparativamente menos favorable de su facturación y de su empleo".

Además, las compañías identifican varios problemas para los próximos meses, que tienen que ver sobre todo con los costes y con la escasez de mano de obra. El 15% de las empresas se quejan de un impacto adverso por la revalorización de los suministros y consumos intermedios, así como de la falta de capital humano.

Destaca la construcción, donde un 31% de las empresas afirma que la falta de mano de obra limita su actividad. En cuanto a los demás costes, las empresas creen que seguirán incrementándose progresivamente. La consecuencia: presión a la baja sobre los márgenes empresariales, o lo que es lo mismo, reducción de márgenes. Eso es porque, de momento, el incremento de precios de los productos y servicios que ofrecen las empresas está siendo inferior al de sus consumos intermedios.

La escalada de precios merma los márgenes de los negocios

Los empresarios revelan su "miedo" a subidas de impuestos

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"