lunes, 24 septiembre 2018
ZONA PREMIUM
Economía

Minor presentará una OPA por NH

La compañía tailandesa se convirtió la semana pasada en el segundo mayor accionista del grupo hotelero y podría estudiar comprar el 100% de sus títulos

04 de junio de 2018. 13:32h Adrián Varela
  • Fuente / Wikimedia
    Hotel del Grupo NH en Dortmund, Alemania

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha suspendido cautelarmente este jueves la negociación de los títulos de NH Hotel Group, sin precisar el momento en el que volverá al parqué. Ha atribuido esta decisión confirmación por parte del grupo tailandés Minor de su intención de hacerse con la participación mayoritaria de un 29,5% que acumula el conglomerado inversor chino HNA.

La semana pasada, Minor amplió su participación en NH hasta el 9,7% con la adquisición del 8,6% de su capital social de manos del fondo Oceanwood, en una operación valorada en 192 millones de euros. Esta compra sitúa al grupo tailandés como segundo mayor accionista en el grupo hotelero, superando a Hesperia, que tiene un 9%.

El consejero delegado de NH Group, Ramón Aragonés, ha asegurado recientemente que están abiertos a posibles fusiones con otros grupos que consoliden el sector hotelero. Como condición, Aragonés ha señalado que esas posibles operaciones deben contener la posibilidad de mejorar su negocio.

El pasado 19 de enero, HNA anunció a la CNMV sus planes para vender su participación mayoritaria en el grupo hotelero español NH Hotel Group, encargando a JPMorgan y Benedetto Gartland que identifiquen posibles compradores.

Esta noticia se daba a conocer una semana después de que el consejo de administración de NH votase unánimemente en contra de la oferta de fusión presentada por el grupo Barceló, en la que se proponía combinar fuerzas para crear el mayor grupo hotelero español.

HNA, a pesar de ostentar un 29,34% de acciones de la compañía hotelera, no participó de esa decisión, ya que pese a ser desde 2013 el accionista mayoritario de NH, no cuenta con ningún representante en el consejo de administración de su participada.

Su ausencia del máximo órgano de decisión del grupo español se debe a un conflicto de intereses derivado de la compra de Carlson-Rezidor, rival de la española en algunos mercados y dueño de la cadena hotelera internacional Radisson, que motivó el cese de los cuatro consejeros con los que HNA contaba en el consejo de NH hasta 2016.

Esta fusión frustrada con Barceló podría ser una de las causas de la posible desinversión de HNA, dado que, de haberse aceptado la oferta de la compañía mallorquina, la participación del grupo chino en NH hubiese sido valorada en más de 730 millones de euros gracias a la prima por acción del 27% que incluía la oferta.

Sin embargo, ese podría no ser el único motivo para la espantada del inversor asiático. De hecho, pocos días después de su anuncio para buscar compradores de sus acciones en NH, HNA informaba a sus acreedores de que afronta necesidades de liquidez de 15.000 millones de yuanes (1.908 millones de euros) en el primer trimestre, a pesar de haber anunciado a finales de 2017 su intención de vender activos y reducir su apalancamiento.

El conglomerado chino, que incluye empresas de logística, hoteles, finanzas e incluso a la aerolínea Hainan Airlines, debe conseguir efectivo para hacer frente a las deudas que ha ido acumulando en sus sucesivas inversiones en todo el mundo, acumulando un pasivo de más de 123.000 millones de euros que le generará vencimientos a corto plazo de 8.000 millones.

Para poder afrontar este aprieto, que la agencia Bloomberg ya ha calificado de quiebra técnica, la compañía asiática ha emprendido un plan de desinversiones que incluye la venta de su participación de un 25% en dos empresas pertenecientes al grupo hotelero Hilton, Grand Vacations y Park Hotels & Resorts, que han supuesto ingresar un total de 2.500 millones de dólares.

Además, HNA ha vendido en marzo un 1,2% del capital de Deutsche Bank (retiene todavía un 8,8% de participación), además de vender varios de sus activos inmobiliarios en Hong Kong y EEUU, todo ello para hacer frente a su problema de liquidez, que la propia compañía china ha cifrado ante sus acreedores en torno a los 1.920 millones de euros en el primer trimestre de 2018.