economia

Movistar lidera la subida de tarifas en 2018

Un estudio analiza los cambios en los precios de los operadores de telefónía

18 DE julio DE 2018. 14:15H Adrián Varela

shutterstock-562748479_57696_20180718141516.jpg

El portal de ahorro Kelisto.es acaba de publicar un análisis sobre los cambios en las ofertas y tarifas de telecomunicaciones, en el que concluye que Movistar se ha convertido en el operador que más ha subido sus precios de Internet desde el pasado mes de enero, con un incremento de más del 5,23%, mientras que Vodafone ha sido la compañía que ha efectuado mayores rebajas, con un abaratamiento de más del 18% en el mismo período.

El portal asegura que los cambios de tarifa en los operadores han sido "constantes" y publica su estudio coincidiendo con la subida de tres euros que este martes ha hecho efectiva Movistar en sus tarifas de Internet y que supone un incremento de 36 euros anuales en sus cuotas. La compañía ha acompañado este incremento con la duplicación de la velocidad, una estrategia que Kelisto.es considera que "cada vez resulta más habitual en el sector".

El estudio señala que Movistar apuesta por fomentar sus paquetes, como las tarifas “Fusión+” que incluyen Internet, telefonía móvil y televisión de pago. Estas tarifas resultan más baratas que contratar fibra óptica sin ningún servicio asociado.

Kelisto.es señala que Jazztel es el otro operador que más ha subido sus tarifas, si se tiene en compara "el precio que un usuario pagaba en enero por contratar Internet de 50 Mb o ADSL con línea de telefonía fija incluida". Así, el precio final se sitúa en 43,95 euros al mes, lo que supone que sus clientes pagan un euro más en sus cuotas a partir del segundo año de contrato.

En el capítulo de bajadas de tarifas, el estudio destaca a Vodafone como el operador que más ha bajado sus precios: un 18,42%3, al pasar de los 38 euros al mes, sin tener en cuenta promociones, que cobraba en enero a los 31 euros que aplica en la actualidad, lo que supone un ahorro para sus clientes de 84 euros al año. Sin embargo, el documento destaca que, para compensar esta rebaja, el operador exige 24 meses de permanencia.

En cuanto al resto de operadores, a la subida que ha aplicado esta semana Movistar, se unen otras estrategias, como la de Orange, que ha duplicado hasta 100 Mb la velocidad básica que ofrecía a sus clientes y rebajado su cuota durante el primer año para atraer nuevos usuarios. Yoigo y MásMóvil, sin embargo, apuestan por ofrecer un precio fijo desde el momento de la contratación.

Mientras, Kelisto.es señala que en el mes de julio, Lowi es la compañía más económica para contratar Internet de 50 Mb, una velocidad suficiente para un hogar con un consumo medio. Aunque su cuota de 30 euros no exige permanencia, el inconveniente es que el operador no ofrece ADSL, así que solo podrá contratarse en sitios con cobertura de fibra óptica, y no incluye teléfono fijo.

Quienes quieran línea de teléfono en casa, encontrarán la mejor oferta en Orange, que además ofrece 100 Mb de velocidad. Desde el 19 de julio, la compañía rebaja a 30,95 euros su tarifa durante el primer año, pero el precio sube después a 44,1 euros. Para los hogares en los que no se pueda instalar fibra óptica, Orange ofrece 20 Mb de ADSL como alternativa.

Vodafone, que es el operador que más ha rebajado sus tarifas en 2018 (-18,42%), y su tarifa de 50 Mb de fibra óptica o de 30 Mb de ADSL para los que no tengan cobertura tiene un coste de 31 euros sin subidas. El problema es que exige 24 meses de permanencia frente a los 12 meses de Orange.

Sara Perales, portavoz de comunicaciones de Kelisto.es, ha destacado que “vemos que la tendencia general se inclina por ofrecer más velocidad, en algunos casos con subidas de precio incluidas. Curiosamente, el incremento de nuevos clientes no se corresponde necesariamente con las rebajas en las cuotas y, de hecho, MásMóvil es el que más ha crecido este año sin hacer cambios en su oferta, sencillamente ofreciendo un precio bajo y estable. Vodafone es la compañía más perjudicada por los cambios de operador, lo que explica que su reacción haya sido rebajar la cuota por debajo del resto a cambio de ampliar el compromiso de permanencia".

Perales señala que "los operadores buscan atraer nuevos clientes, así que la mayoría de promociones se limitan al primer año en lugar de buscar la fidelidad de sus abonados. Por eso, cuando acabe nuestro periodo de permanencia y especialmente si nuestro operador nos sube los precios, es recomendable analizar todas las ofertas disponibles y cambiar a una compañía que mejore nuestras condiciones actuales". Además, la portavoz recuerda que comparar ofertas puede suponer un ahorro de hasta 182 euros al año.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”