Nacional

Hacienda se beneficia de la estanflación

Se estima que la Agencia Tributaria ha aumentado sus ganancias extras a 1.300 euros por contribuyente, apoyándose en la subida del IPC no declarado en el IRPF

12 DE abril DE 2022. 08:30H Paz Pineda

La estanflación, ese viejo término más que conocido por los economistas, parece haber encontrado el momento perfecto para ser el gran protagonista de la economía española. Justo en esta situación en la que la inflación no cede y la economía decrece a pasos agigantados, existe un beneficiario extra: Hacienda.

Desde que Estados Unidos atravesara una fuerte crisis económica a finales de la década de los 80, se estableció una tendencia a revisar los tramos de los contribuyentes donde quedara reflejada la inflación en las tarifas de los tributos. A partir de entonces, Europa también comenzó a descontar el efecto de la subida de los precios al poder adquisitivo de sus ciudadanos.

Sin embargo, cuando la realidad económica de España es preocupante, y de cara a la nueva campaña de la Renta, se puede estimar que el Fisco se estaría embolsando una cantidad extra de 1.300 euros por cada contribuyente. El progresivo aumento de los precios y la falta de medios, por parte del Gobierno, que lo frene, está provocando un exceso de tributación debido a la no deflactación del IRPF.

La inflación, entre los principales causantes

2021 cerró el año con unos alarmantes datos de inflación en el último trimestre, provocando que Hacienda obtuviera unos beneficios, por contribuyente, de casi 400 euros. Lo que nadie esperaba era que 2022 siguiera aumentando los precios hasta alcanzar una cifra, en tan solo cuatro meses, del 7,6%, y por ende, los beneficios de la Agencia Tributaria a 1.300 euros por contribuyente.

A la descomunal subida del IPC se le asocia una sucesión de adversidades como los efectos de la pandemia o, últimamente (muy recurrente), la guerra de Ucrania. Pero, aun sabiendo que son dos razones de peso a las que culpar de la situación actual, no se puede olvidar la expansión del Banco Central Europeo, más allá del efecto embudo en las grandes cadenas de suministro.

Esta paradójica situación que se está dando en España, en donde los contribuyentes pagan cada vez más a pesar del estancamiento de la economía en el país sumado a que las grandes compañías están cada vez más fuertes, está consiguiendo que el IRPF sea, todavía más, beneficioso para Hacienda.

A pocos puntos de que el IPC alcance el 10%, y ante lo que parece va a seguir siendo la tónica en la economía española ante la falta de reformas por parte del Ejecutivo, está beneficiando cuantiosamente a la Agencia Tributaria. La no deflactación del IRPF habría enriquecido al Fisco cerca de 10.300 millones de euros solo en tan solo doce años. Ello sin sumar lo que ganó en el 2021 teniendo en cuenta la subida mensual del 3,1% traducido a 4.110 millones durante todo el ejercicio.

Hacienda, un poco más rica

Lejos de paliar la crisis, la Agencia Tributaria sigue enriqueciéndose a través de unos contribuyentes que están notando cómo sus impuestos no han parado de subir. No revisar los tramos y las tarifas del IRPF, acorde al ascenso de la inflación, está beneficiando al Fisco considerablemente.

Rebajar los impuestos no está en el futuro más próximo del Gobierno español. La reciente subida del precio del carburante y por lo que la economía primaria de todo el país ha estado en un serio peligro, es el mejor ejemplo. Hacienda se está beneficiando con los impuestos especiales que se están aplicando tanto al gasoil como a la gasolina, sin importar que su importe se encuentre en récord histórico.

La ayuda de 20 céntimos por litro de carburante, de los cuáles 5 céntimos tienen que poner las propias gasolineras, supone un gasto a las arcas públicas de 1.423 millones de euros. Sin embargo, el Estado está subvencionando una cantidad muy inferior de los carburantes, unos 474 millones de euros, muy por debajo que el dinero que Hacienda se está llevando por la subida del producto.   



Artículos Relacionados

¿Llega la estanflación a la economía española?

Precios, consumo y crecimiento: las víctimas de la guerra

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"